Vecinos Viernes, 10 de noviembre de 2017

La matanza de decenas de perros conmueve a Tunuyán

Mañana los vecinos harán una marcha para pedir que la Justicia intervenga y detenga la muerte de los animales.

Por Gisela Manoni - gmanoni@losandes.com.ar

La muerte de decenas de perros por envenenamiento en Tunuyán conmociona a la comunidad local. Este sábado los vecinos se manifestarán para pedir que la Justicia investigue y logre frenar este “macabro accionar”.

Con pancartas, velas y marchas de silencio expresarán su repudio desde la Terminal de Ómnibus del departamento, pues los hallazgos de canes y gatos muertos ocurridos en la última semana se han producido en el radio cercano a esta estación de colectivos.

El autor de estos decesos no discrimina. Pues su accionar ha terminado con perros de los llamados callejeros, pero también con varios que tienen un hogar.

El único rasgo positivo de esta historia es que -a fin de salvarles la vida- los perros “sin familia” que vivían en la Terminal desde ahora tienen una.

“Nos apuramos para darles tránsito. A varios vecinos se les ablandó el corazón y se los llevaron, aunque sea de manera provisoria, para ponerlos a salvo”, expresó Jael Palma, de la organización ‘Por los perros de la Plaza’.

Semanas atrás, mataron a diez perros en el distrito de Villa Seca. Después, empezaron a desaparecer algunos cercanos a la Terminal. La gota que rebalsó el vaso ocurrió el jueves, cuando tres de los perros que viven en este sitio público aparecieron muertos por envenenamiento.

 

 

El hecho ocurrió justo después de una queja vecinal, en la cual se manifestó en emisiones periodísticas locales el malestar por la superpoblación de perros callejeros que había en la zona.

“Nos parece mucha coincidencia y hemos pedido a la Policía que investigue a los autores de este reclamo mediático”, dijeron desde la protectora animal. Los vecinos se habían quejado porque los animales ocasionaban destrozos en los botes de basura y asustaban a los transeúntes y turistas, entre otras cosas.

Sucede que, además de los canes que “dormían” en la terminal, fueron envenenados “uno en el pasaje Yapeyú, otro en el pasaje Colón, un gato y un caniche en el Boulevar Güemes y un doberman de unas cuadras, cuyos dueños están desconsolados”, enumeró Palma. Todos estos sitios se encuentran dentro de un mismo radio en la ciudad de Tunuyán.

“No son perros que tengan hambre. Hay gente que los cuida, aunque vivan en la calle”, expresaron desde esta organización, que nació hace nueve años de la mano de Palma para hacer algo por “los perros de la plaza” de Tunuyán.

Hasta el momento, ascienden a siete los animales muertos por la ingesta de veneno. Además, hay un perro que se encuentra en estado delicado y otro hasta ayer no había aparecido.

“Todos han muerto por el mismo producto. Se trata de un químico fuertemente contaminante, a base de fosforado, que es utilizado en la agriculturas. Por lo que pudimos averiguar, no lo venden en pequeñas dosis, por lo que debe ser alguien que tiene acceso a estos productos en cantidades”, expresaron quienes defienden a sus mascotas.

También, estos tunuyaninos manifestaron su preocupación por los riesgos de intoxicación que este accionar puede generar en niños   o personas sensibles a estos productos.