Policiales Lunes, 13 de noviembre de 2017

La historia de acoso y maltrato detrás del femicidio de Tandil

Ailín Torres fue asesinada la madrugada del sábado por su exnovio Damián Gómez en el baño de su departamento.

Por Redacción LA / DyN

Ailín Torres fue asesinada el sábado en la ciudad de Tandil por su expareja, Damián Gómez, quien la esperó escondido en el baño de la casa de la mujer adonde la sorprendió y la apuñaló.

La joven de 26 años recibió varias puñaladas en el baño de su casa, situada en 4 de Abril 517 de esa ciudad bonaerense, donde vivía con su nueva pareja, que es policía.

El agresor fue detenido en el mismo departamento, ya que aparentemente intentó suicidarse con el puñal con el que perpetró el ataque, pero solo se infligió algunas lastimaduras superficiales.

El subsecretario de Seguridad de Tandil, David Tifner, precisó que Gómez fue detenido por la policía local, que fue llamada por la pareja de Torres.

Los efectivos debieron retener al novio de la joven para evitar que agrediera a Gómez.

Luego del llamado al 101, "se deriva una patrulla de la Policía local que estaba en las inmediaciones, que primero retiene a la actual pareja y le saca el arma de las manos para que no cometa otro hecho lamentable", precisó Tifner.

La patrulla, "al ingresar al departamento, encuentra a la víctima y a este individuo en la cama, que se había autoflagelado", dijo el funcionario, en referencia al supuesto intento de suicidio del hombre.

Tifner precisó que Gómez fue atendido en el hospital Ramón Santamarina, de "heridas superficiales", pero "fue dado de alta y trasladado a la comisaría primera" donde quedó detenido.

El funcionario agregó que "este individuo habría ingresado por una ventana" al departamento que compartían Torres y su nueva pareja.

"Al observar que ella llegaba con su actual pareja tomó la decisión de esconderse en el baño", donde esperó hasta que ingresó la mujer y "sin mediar palabra la comenzó a apuñalar".

El joven "estaba acostado y escucha gritos, cuando entra al baño observa que la estaba apuñalando", pero ya no pudo impedirlo por lo que "se comunicó al 101, donde él trabaja, y trató de ir en busca de su arma".

Tifner aseguró que tras lo ocurrido se supo por allegados a la víctima que Gómez "la habría acosado y amenazado", pero "nunca pidió intervención a la justicia o la policía", afirmó.

La historia secreta

Ailín y Damián se conocieron en la secundaria y estuvieron de novios durante casi 10 años. Muchos de sus allegados hablan de una “relación tóxica” porque ella era “muy alegre y activa” mientras que él era “solitario y sin iniciativas propias”.

Según las versiones de los amigos, la pareja vivía de los ingresos que ella generaba con los trabajos de peluquería canina. El círculo social que frecuentaba Gómez era únicamente el de Ailín porque él era “una persona solitaria, con dificultades para encarar proyectos”. Aseguran que jugaba todo el día a los videojuegos o miraba televisión.

Después de varios años la chica decidió poner punto final a la pareja y a los pocos meses rehizo su vida con un policía.

A pesar de la insistencia de sus amigos, Ailín nunca denunció a Gómez por acosador después de la ruptura.

Según trascendidos, Damián tenía una juego de llaves del departamento que devolvió hace pocos días y ,del que aparentemente, se dejó una copia sin autorización.

Con el fin de la relación aparecieron las llamadas y mensajes amenazantes. También vigilaba el departamento de la joven y se asomaba por las ventanas lo que obligó a la joven a vivir con las persianas cerradas.

Un familiar de la joven aseguró a los medios tandilenses que en una oportunidad Gómez le pateó la puerta a Ailín y le rompió el vidrio de una ventana.

Finalmente, la historia terminó con un femicidio.