Política Domingo, 14 de enero de 2018 | Edición impresa

Josefina Canale: “Tenemos que ser conscientes que como PD estamos al borde del abismo”

Es una de las funcionarias demócratas de mayor visibilidad en la provincia y también una de las posibles aspirantes a conducir su partido.

Por Cinthia Olivera - colivera@losandes.com.ar

Hace dos años, Josefina Canale asumió como presidenta del Instituto de Juegos y Casinos en un contexto de despidos y protestas que incluyeron carpas en la puerta de la sede de Ciudad. También se conocían las irregularidades de la gestión anterior. “Si fuera una empresa privada, tendríamos que haber cerrado”, resume.

Con el barco ya estabilizado, la funcionaria demócrata en el gobierno de Alfredo Cornejo hace su balance y se proyecta sobre otro desafío: la situación interna del PD y la relación con el radicalismo. La mujer, convencida de que el sello mendocino debe permanecer en el frente Cambia Mendoza, es una de las que suena para presidir su partido.

-¿Cómo una porteña se afilia al PD?

-Nací en Buenos Aires, me recibí de Ciencias Políticas en la UCA (Universidad Católica Argentina), me casé a los 23 años con un chico de la facultad que vino a Mendoza a trabajar para Arturo Lafalla y Celso Jaque (ex gobernadores del PJ) y hace 21 años que estoy en Mendoza. Hace 12 años me divorcié y ya me quedé acá, estaba muy contenta con Mendoza, me conquistó.

Nunca me había dedicado a la política específicamente, hice de todo en mi vida, pero hace unos años me empecé a meter más. En su momento conocí gente del PD, siempre lo seguía muy de cerca, así que fue muy natural entrar al PD y estoy contenta con eso.

-Es una demócrata en el Gobierno de Cornejo. ¿Qué balance hace de la gestión?

-Para mí es un orgullo enorme ser parte de esta gestión. Cornejo está haciendo una gestión que encarna los valores históricos demócratas, que son ordenar la administración, acomodar las cuentas, premiar la eficiencia del empleado público. Hay una serie de ítems que son las banderas históricas del PD y la realidad es que está haciendo una buena gestión.

-¿La ampliación de la Corte está en  los valores del PD?

-En su momento, fue (el ex gobernador demócrata, Francisco) Gabrielli el que plasmó en la Constitución que el número de miembros de la Corte debe ser por lo menos 7 (artículo 143), lo cual daba la posibilidad de ampliar. Esta ampliación a 9 no implica tener una mayoría automática dentro de la Corte; sí ayudaría, y mucho, a agilizar la Justicia. 

-El presidente del PD, Carlos Balter, marcó las diferencias que tiene el partido y calificó al Gobernador de “autoritario” y no aceptar sugerencias. ¿Cuál cree que debe ser el rol del PD dentro del frente?

-En 2015, cuando se empezó a conversar la conformación del frente, sabíamos que una de las dificultades que íbamos a tener es el rol del partido nuestro, pero al mismo tiempo es el planteo de todos los partidos. Entendimos que la sociedad exigía que nos teníamos que unir frente a la herencia que dejó el kirchnerismo. Para salir del populismo de la manera más ordenada, los partidos más institucionalistas nos teníamos que juntar. Obviamente, dentro de cada partido siempre hay distintas posiciones.

Esto de la discusión de la Corte fue la gota que rebalsó el vaso. Ya el año pasado la conducción partidaria planteó en la Junta Central el tema, si se debía o no continuar dentro del frente durante el año electoral. Tenemos que recuperar el PD y hacerlo dentro del frente Cambia Mendoza, en eso no tengo ningún tipo de duda.

-¿La pelea por la ampliación de la Corte dejó incómodos a los funcionarios demócratas que trabajan en el Ejecutivo?

-Claramente había distintas posiciones entre la conducción y un grupo que en algunos casos somos funcionarios, pero la verdad es que no me dejó incómoda. Son situaciones normales dentro de un frente, siempre me sentí muy respaldada por Cornejo.

-Balter no es de los partidarios de estar en el frente y hay muchos dirigentes que en la Junta Central se manifestaron de la misma manera.

-Es la línea divisoria de aguas. Convengamos que el riesgo que se corre al conformar un frente es que se diluye la identidad partidaria. Obviamente, eso implica que se desdibuje la presencia partidaria, que no tengamos listas propias en las elecciones. Eso genera un cierto dolor y es muy entendible que eso suceda, pero creo que tenemos que seguir trabajando.

-La queja es que Cornejo no les ha dado el lugar que esperaban. Después de esta crisis con el radicalismo se ve más difícil que tengan ese espacio.

-Hay una realidad política y es que los aspirantes a cargos son muchos y los lugares son pocos. El enojo que tenemos nosotros por los lugares en las listas es un enojo válido, pero son muy comunes dentro de los partidos políticos. Lo tienen también en el radicalismo.

-Otra de las quejas es que hay pocas reuniones del Frente Cambia Mendoza.

-Fue muy positiva la última que tuvimos en diciembre. Esperamos que haya más de ese tipo, sería muy bueno abrir más el diálogo hacia los que han conformado este frente. El diálogo nunca estuvo cortado y no está cortado ahora.

-¿En qué situación está el PD?

-En el 2019 el único cargo partidario y electivo que vamos a tener en toda la provincia es un concejal en Santa Rosa, así que como PD tenemos que tomar conciencia de que eso implica un enorme riesgo de desaparición del partido, tenemos que armarnos para tener lugares relevantes en las próximas elecciones.
La idea es recuperar el PD dentro del frente y crecer porque estamos yendo hacia un panorama muy sombrío.

-¿Cómo se sobrevive?

-Acá hay dos actitudes: una es sentarnos a ver qué nos da el gobierno que viene, más pasiva. Me parece que tenemos que tener una más activa, que es prepararnos como si fuéramos a ir a las PASO en toda la provincia, para negociar más fuerte un partido armado.
Estamos en una situación muy compleja, tenemos que ser conscientes como demócratas que estamos al borde del abismo y depende absolutamente de nosotros, tenemos que ser los primeros interesados en salvar al partido. En esto no hay lugar para errores, especulaciones ni para el interés personal. 

-Se aproxima un proceso de internas. ¿Se va a presentar como candidata?

-Estamos definiendo qué hacer. Uno siempre espera que no se llegue a interna sino que haya un arreglo, pero de todas maneras nos estamos preparando, esto fortalece la vida interna del partido. Los nombres que se han lanzado son Diego Arenas, Ramiro Zaragoza y yo, sin poner todavía ningún orden. Mientras tanto, se sigue dialogando con la conducción actual para que sea un proceso lo más ordenado posible.

-¿Cree que estuvo mal el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, en sacar los asesores de Niven? ¿Lo entiende como una represalia?

-Es una pregunta difícil porque son correligionarios míos a los que quiero mucho y que se han quedado sin trabajo, es un tema duro. Sí me parece que como políticos tenemos que dar una señal de austeridad hacia la sociedad. Por lo que han dicho, no ha sido un tema de represalia.

-¿Qué análisis hace del gobierno de Mauricio Macri?

-Viene de una situación en donde se encontró con un campo minado. La tiene bastante complicada, aunque viene de un gran espaldarazo en las urnas que lo ha fortalecido. Es un gobierno que está sentando bases.

"Tenemos que recuperar el PD y hacerlo dentro del Frente Cambia Mendoza, en eso no tengo ningún tipo de duda.” Así resume Canale su postura.

De la crisis al casi equilibrio

La entrevista comenzó con un balance sobre sus dos años al frente de una gestión que debió iniciar en plena crisis de la institución.

“Costó más al principio porque había que hacer un golpe de timón, porque realmente el Instituto, tal como funcionaba al momento de asumir, no era viable. Si hubiera sido una empresa privada, que tiene mucho de empresa al ser casino, por el nivel de deuda e ineficiencia hubiéramos tenido que cerrar”, reflexiona. 

“Tuvimos que hacer un golpe de timón fuerte. Eso genera resistencias, las fuimos venciendo porque entendieron que lo que estábamos buscando es fortalecer la institución”, señaló 

Canale, y dijo que ahora está “llegando a un punto de equilibrio en donde ya no hay tanto lío. Ahora se viene la verdadera gestión”.
Mendoza fue pionera

La funcionaria demócrata contó que le han preguntado si coordinó las reformas con las que ahora impulsa la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para regular la actividad del juego.

“Ellos van a empezar ahora lo que nosotros hicimos hace dos años, que es controlar mejor el juego, cerrar casinos, limitar la oferta lúdica, ver mejor el sistema de control on line”, explicó la funcionaria demócrata designada por Cornejo para dirigir el juego estatal.

Perfil

Josefina Canale (44) tiene una vida muy activa en Twitter, pero no gracias a un comunity manager que maneje su perfil de funcionaria. 

Lejos de eso, Canale prescinde de las presentaciones que la identifiquen como una funcionaria y se muestra como una más. “Soy muy parecida en todos lados”, explica.

En su cuenta relata, entre otros temas, sus experiencias de madre de 5 hijos. “Si hay algo que no puedo es dejar de ser mamá”, reflexiona. Cuenta que usa la red social como una forma de catarsis. 

Canale es licenciada en Ciencias Políticas y su trabajo ha estado vinculado con programas de Gobierno Abierto. 

Fue candidata a intendente de Ciudad en 2015 y a concejal. Por su lugar en la lista, debió reemplazar a Gustavo Senetiner, pero prefirió asumir su actual función en el Casino.