Sociedad Jueves, 12 de octubre de 2017 | Edición impresa

Instan a cuidar a los murciélagos

Mucha gente les teme pero el miedo está fundado en mitos. Estos mamíferos no son ciegos y los que viven en Mendoza son insectívoros.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Octubre es el mes de los murciélagos en América Latina y el Caribe. “Pero hay que separarlo de Halloween (el 31) y dejar de vincularlo al terror”, se apresura a señalar Marisol Capurro, coordinadora en Mendoza del Programa de Conservación de los Murciélagos de Argentina.

Es que estos pequeños animalitos suelen ser temidos por la gente cuando, lejos de ser peligrosos, aportan beneficios al ambiente. 

La médica veterinaria explica que el temor está asociado a los murciélagos hematófagos, conocidos como vampiros, que en realidad se alimentan de la sangre del ganado. Para que un ser humano pueda llegar a ser víctima de uno de ellos, debería estar de noche a campo abierto, con áreas expuestas e inconsciente, algo muy poco probable. 

Por otra parte, en la provincia sólo hay 68 especies -de las 1.300 de las que se conoce existencia- y todas ellas se alimentan de insectos nocturnos.

De hecho, un dato relevante es que uno solo de estos animales puede comer hasta 600 mosquitos en una hora. Sus otras dos presas favoritas son las polillas y los cascarudos. 

Aunque ocasionalmente puedan anidar en una vivienda, en general, detalla Capurro, prefieren las edificaciones antiguas, con techos de caña, espacios poco iluminados y hendijas o grietas donde puedan descansar. Es que duermen de día y salen a alimentarse de noche. Cuando ocasionalmente eligen una casa como escondite, suele estar cerca de alguna bodega abandonada, uno de sus sitios preferidos en la ciudad. 

Jennifer Ibarra, presidenta de Fundación Cullunche, entidad que representa en la provincia al Programa de Conservación de los Murciélagos de Argentina, se mostró preocupada por la demolición de una antigua bodega en Guaymallén. Es que planteó que primero debería revisarse si hay una colonia y esperar a la noche para tirar abajo los techos, ya que en este horario no estarán durmiendo en el interior. 

Señaló que se deberían dejar algunos árboles secos y, sobre todo, palmeras en las áreas urbanas, para permitir que aniden. Es que cuando se les quitan estos lugares, es más probable que se vayan a casas u otras edificaciones. 

 

 

Asociados a la rabia

Otro de los miedos extendidos hacia estos mamíferos es que transmitan rabia, pero Marisol Capurro subraya que sólo el 1% de la población está afectada.

Además, suelen evitar el contacto con los humanos. Sí puede ocurrir que alguno esté enfermo, realizando sus primeros vuelos o se haya perdido y sea atacado por un gato. De ahí la importancia de tener el calendario de vacunación de las mascotas al día. 

Las mordeduras hacia los humanos pueden ocurrir cuando se los toca sin protección o se mete la mano en una hendidura donde se sabe que puede llegar a haber uno, ya que atacan para defenderse. 

Capurro resaltó que cuando un murciélago ingresa a la vivienda no es necesario matarlo, sino apagar la luz para que se calme y vea por dónde se puede retirar. Si esto no ocurre, hay que tomar una caja o recipiente que se coloca encima para cubrir al murciélago, deslizar por debajo un cartón, y llevar ambos elementos hacia el exterior para liberarlo. Es importante no intentar tomarlo con las manos sin protección. 

Beneficio económico

Además de lo beneficiosos que resultan para el entorno, ya que comen insectos, principalmente mosquitos, la presencia de murciélagos también puede significar un ahorro económico. Jennifer Ibarra adelantó que tienen planeado organizar reuniones con entidades que agrupen a productores vitivinícolas para explicarles que estos animales se comen la polilla de la vid.

La médica veterinaria indicó que se han invertido más de 300 millones de pesos para luchar contra esta plaga, cuando este monto podría reducirse considerablemente si se dejaran franjas de monte nativo entre las fincas, donde pudieran estar los murciélagos. Así se podría aprovechar que comen 600 insectos por hora para eliminar naturalmente a la polilla de la vid. 

Aunque muchas personas les teman a estos animalitos o sientan una cierta repulsión, en realidad cumplen una función importante y evitan a los humanos. Tal vez resulte extraño que “perchan” (se cuelgan boca abajo) y se desplazan de un modo similar a una araña, pero esto se debe a que sus caderas son débiles y no se pueden parar para caminar.

 

Cómo alejarlos 

El Programa de Conservación de los Murciélagos de Argentina enseña cómo hacer casas para que aniden estos animales, pero también qué se puede hacer para sacarlos cuando anidan en una vivienda (ver infografía). Lo esencial es no matarlos y evitar ciertos métodos que se utilizan comúnmente para alejarlos. 

Uno de ellos es el uso de veneno, que provoca una gran mortandad de ejemplares y puede afectar a mascotas y personas. Tampoco se recomienda recurrir a ultrasonidos, sirenas, luces o humo, ya que no son efectivos para provocar su desplazamiento definitivo. 

Desde Fundación Cullunche recomendaron contactar a una empresa de saneamiento que no los mate. Por consultas, también se puede enviar un correo electrónico a pcmamendoza@gmail.com

 

 

 

Festejo en el Museo

Este sábado, a partir de las 17, se celebrará el mes de los murciélagos y de los animales en el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Juan Cornelio Moyano. A las 18.30 y a las 19.30 habrá charlas informativas para público en general, y a las 21, para cerrar las actividades, se proyectará un video nocturno con imágenes de distintos murciélagos. 

Para los más pequeños habrá espacio para la “murci foto”, pintura de murciélago para el rostro y la invitación para dibujar. Asimismo, estarán expuestas las ilustraciones de los niños de las escuelas que Fundación Cullunche visitó con el Programa de Conservación de los Murciélagos de Argentina para brindar charlas. La entrada es libre y gratuita. 

 

Mitos

Muy pocos tienen rabia. Sólo 1% de la población está enferma y no suelen atacar a humanos a menos que se los toque.

No son aves. En realidad se trata de los únicos mamíferos alados. Sus manos se convirtieron en alas. Tampoco son ratones sino que pertenecen al orden de los quirópteros. 

Apenas tres especies son vampiros. Los que se alimentan de sangre, hacen un pequeño tajo en las patas del ganado, que el animal no siente porque en la saliva del murciélago hay anestésicos, y lamen la herida. En Mendoza sólo hay especies insectívoras. 

No son ciegos. Ven y oyen muy bien. Sí utilizan un sistema de ecolocalización para no chocarse con nada y capturar a su presa.