Turismo Domingo, 3 de diciembre de 2017 | Edición impresa

Infraestructura y bajar costos, el desafío

El transporte aéreo aporta U$S 9.600 millones al PBI del país y genera 300.000 empleos.

Por Redacción LA

Según el último informe de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) sobre la industria de aerolíneas en Argentina, destaca el importante impacto de la aviación y del turismo relacionado, en la economía del país y en el empleo.

En conjunto, estos sectores aportan 9.600 millones de dólares al PBI equivalente al 1,7% de su PBI y generan 300.000 empleos. A continuación algunos de los datos destacados del informe "The Importance of Air Transport in Argentina" (la importancia del transporte aéreo en Argentina), realizado por Oxford Economics para la IATA.

"La aviación en Argentina contribuye al desarrollo económico y social del país. El transporte aéreo potencia el desarrollo empresarial y el comercio internacional, facilita la inversión extranjera y el turismo. Sin embargo, las ventajas podrían ser aún mayores si Argentina contara con infraestructuras aeroportuarias y de navegación aérea modernas y aplicara tasas e impuestos más competitivos respecto de otros países de la región", dijo Peter Cerda, vicepresidente regional de la IATA para las Américas. 

Sin embargo, el informe detalla que las infraestructuras inadecuadas y elevados costes frenan el crecimiento de la aviación. Según el estudio, la calidad de las infraestructuras en Argentina, tanto terrestres como aéreas, supone un obstáculo al desarrollo de la aviación.

La precariedad del sistema de gestión del tráfico aéreo del país provoca tiempos de vuelo innecesariamente largos, costos adicionales para viajeros y aerolíneas, y exceso de emisiones de CO2.

A pesar de los recientes esfuerzos por cambiar la situación, la falta de inversión durante años convierte la mejora del sistema de gestión del tráfico aéreo en un verdadero desafío. Ante este escenario, Argentina debe centrar sus esfuerzos en la mejora de los principales aeropuertos del país.

Argentina también debe mejorar la experiencia de viaje del pasajero en los principales aeropuertos, como el Aeropuerto Internacional de Buenos Aires, Ministro Pistarini.

Los procesos son demasiado largos, pero se podrían acortar con una tecnología adecuada y garantizando personal suficiente en los puntos más congestionados, como el control de pasaportes.

Por otra parte, según el Foro Económico Mundial, las elevadas tasas de pasajeros e impuestos sobre el turismo de Argentina la sitúan en el puesto número 130 de 136 países, por detrás de otros países en la región como Chile, Brasil, México, Panamá, República Dominicana, Venezuela y Ecuador.

Estos impuestos sólo añaden más costos a la industria de aerolíneas del país, perjudican la demanda y reducen la capacidad de Argentina para competir en el mercado de pasajeros aéreos, tanto desde y hacia el país, como en el mercado de conexiones aéreas a través de Buenos Aires, frente a São Paulo o Santiago.

"Argentina posee todos los ingredientes para convertirse en una potencia regional de la aviación. Su vasto territorio hace que los enlaces aéreos en el interior del país sean vitales. Posee, además, un enorme potencial turístico. Sin embargo, el transporte aéreo está poco desarrollado. Argentina necesita una política de aviación estratégica y garantizar infraestructuras aéreas y costos adecuados para impulsar la conectividad aérea y disfrutar de las muchas ventajas que ésta proporciona", dijo Cerda.