Opinión Lunes, 13 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Ideas para la política nacional

Por Enrique Quesada - Médico

1. La educación es la primera prioridad. Debe ser pública, laica, universal, gratuita y de alta calidad en los niveles obligatorios (primaria y secundaria).

Se debe subsidiar la demanda para que las familias puedan decidir, mediante la selección del centro educativo (público o privado), el destino de los recursos. Los centros privados podrán, por acuerdo, percibir suplementos por parte de las familias. La educación universitaria pública debe ser arancelada para todos. Sistema de becas universitarias parciales o totales de acuerdo a méritos académicos para los estudiantes que no posean recursos. Línea de créditos anuales de bajo interés renovables según cumplimiento de obligaciones determinadas a devolver una vez que el estudiante termine la carrera. Promoción de la investigación universitaria mediante relación con la empresa privada. Planificación de la oferta educativa universitaria de acuerdo a las necesidades de la población.

2. Tolerancia cero a la corrupción pública o privada. Se requiere un compromiso formal personal por escrito de renuncia a toda forma de corrupción previo a la toma de posesión de todos los cargos electivos y ejecutivos del sector público y privado. 

3. Políticas de Estado en áreas críticas que requieren transformaciones profundas y de largo plazo en las que se debe contemplar la necesidad de grandes acuerdos entre las fuerzas políticas, los cuales deben trascender la alternancia de las mismas en el ejercicio del poder. 

4. Justicia independiente de los otros poderes del Estado. Reforma del sistema de elección de los jueces y fiscales. Los criterios de selección deben ser de carácter técnico, evaluando capacidad, experiencia, idoneidad y honestidad . 

5. Reforma constitucional para reformular la organización nacional estableciendo un nuevo modelo de federalismo, no ya por provincias sino por regiones autónomas con gobierno independiente y cámara legislativa única. Eliminación del sistema presidencialista y sustitución por sistema parlamentario, prohibición de las reelecciones de todos los cargos electivos, traslado de la capital del país, voto voluntario, eliminación de la estabilidad en el empleo público.

6. Estado concebido como rector, promotor y garante del desarrollo económico sustentable. El Estado debe tener una dimensión justa adaptada a esa misión y en el ejercicio de la misma debe ser eficaz, eficiente y representar los intereses del conjunto. Se debe establecer una relación armónica entre el mercado (cuya misión es generar riqueza) y el Estado (cuya misión es asignar con equidad y honestidad los recursos que recauda por impuestos). Willy Brandt, el líder alemán de la socialdemocracia, resumía esta concepción de la relación Estado-mercado de la siguiente forma: "Permitir el desarrollo de la economía de mercado hasta donde sea posible y aplicar la planificación estatal donde sea necesario".

7. Rediseño del sistema de salud: sistema público financiado por impuestos para las personas a cargo del Estado, organizaciones de seguro de salud para autónomos y asalariados, proveedores públicos y privados homologados. 

La centralidad del sistema la ocupa el sector público porque es quien debe garantizar la equidad. Para ello se requiere las siguientes acciones:

- Separar con claridad la función de rectoría (regulación) a cargo del Estado, del aseguramiento y la provisión de servicios.
- Transformar los hospitales públicos en empresas públicas sujetas al derecho privado.
- Profesionalizar la gestión de las instituciones, optando por los "mejores" en vez de los "nuestros".
- Capacitar para la gestión clínica a los jefes de servicio, médicos y enfermería.
- Formar para "gestión de la clínica" a todos los que curan y cuidan.
- Sustituir la asignación presupuestaria histórica por mecanismos inteligentes de compra de servicios, que permitan compartir el riesgo.
- Dedicación plena de los médicos; menos gente mejor pagada con retribución constituida por una parte fija y una variable por consecución de objetivos para los profesionales del sector. Más enfermería profesional dedicándose a la gestión de cuidados y no a la administración.
- Empresarializar la gestión de los hospitales públicos que significa utilizar las herramientas de la empresa privada sin perder su titularidad pública.
- Prioridad absoluta a la atención primaria, la formación de médicos de familia, el situar a los municipios en la gobernanza, pero no en la gestión, para poder llevar a cabo así de verdad la gestión en red.

8. Reformulación del sistema fiscal. Progresividad de todas las formas de imposición fiscal (contribución proporcional a los ingresos) a partir de un ingreso básico no imponible. Disminución o eliminación de los impuestos regresivos (no relacionados con los ingresos).

9. Eliminación de las fuerzas armadas. La medida está justificada por la obsolescencia tecnológica no recuperable y la ausencia de hipótesis de conflictos bélicos. Renuncia explícita de la nación a resolver militarmente los eventuales problemas con terceros países. Venta o transformación del destino de activos militares. Potenciación y reconversión de la Gendarmería y las fuerzas policiales como garantía de la seguridad de fronteras y social . En el pasado se decía: "Si quieres paz prepárate para la guerra". Hoy la sentencia es: "Si quieres paz prepárate para la paz".

10. Redefinición de la política exterior garantizando la independencia del país y la inserción plena de Argentina en el marco de las instituciones regionales, hemisféricas y mundiales. Relaciones iguales y recíprocas con todos los países del mundo con el objetivo de obtener para el país y brindar a los demás países los máximos beneficios posibles en dichas relaciones. Reformulación del servicio diplomático del país tendiendo a la racionalización, eficiencia y ahorro de recursos mediante la eliminación de delegaciones diplomáticas innecesarias.

11. Transparencia 100% de las instituciones públicas. Todas las administraciones públicas (municipales, provinciales y nacional) pondrán on line la totalidad de sus ingresos y gastos a fin y efecto de que la población pueda conocer de forma directa cuanto se recauda y cómo se usan los recursos públicos.

Las opiniones vertidas en este espacio no necesariamente coinciden con la línea editorial de Diario Los Andes.