Estilo Miércoles, 6 de diciembre de 2017 | Edición impresa

“House of cards” vuelve al streaming

La producción de Netflix arranca su sexta temporada sin la presencia de su protagonista principal, Kevin Spacey, acusado de múltiples abusos

Por Télam

La producción de la sexta temporada de la serie “House of Cards” se reanudará a principios de 2018 sin el actor Kevin Spacey, acusado de abuso sexual.

Esta sexta y última entrega constará solo de ocho episodios, precisó una fuente cercana a la producción, contra los 13 que integraron cada una de las cinco primeras.

Desde finales de octubre, Spacey, de 58 años, ha sido acusado de acosar y abusar sexualmente de dos jóvenes actores pero también de acosar a otros hombres en el set de “House of Cards”.

 

 

 

En Reino Unido, la Scotland Yard abrió una investigación sobre dos abusos sexuales y varios casos de acoso en el teatro londinense Old Vic, del cual Kevin Spacey fue director artístico entre 2004 y 2015.

El dos veces ganador del Oscar es una de las muchas personalidades de Hollywood, de la música, de la política y de los medios de comunicación cuyo comportamiento ha sido cuestionado desde que estalló el escándalo de Harvey Weinstein, productor de cine acusado de numerosos abusos y violaciones. 

A principios de noviembre, la plataforma de video en línea anunció que Kevin Spacey sería definitivamente sacado de “House of Cards”, una serie política que marcó el ingreso de Netflix en el mundo de los grandes productores televisivos.

Spacey era también productor ejecutivo de esta serie que protagonizaba junto a Robin Wright y que ha ganado 46 nominaciones a los Emmy y los Globos de Oro.

 

 

 

Les queda a los autores de la serie imaginar cómo continuará sin Spacey, que encarnó al personaje principal, Frank Underwood, que se convirtió en el presidente de Estados Unidos. Pero el final de la quinta temporada, la serie dejó un margen interesante: su esposa, Claire Underwood, queda como su sustituta en la Casa Blanca.

Varios meses antes de las revelaciones relacionadas a Kevin Spacey, los guionistas imaginaron ya una última escena en la que Claire Underwood, la esposa del despiadado presidente encarnada por Wright, se voltea hacia la cámara y dice: “Mi turno”... ¿Será? Casi no cabe duda de que es el Plan B.