Ciclo de encuentros Domingo, 24 de diciembre de 2017 | Edición impresa

Gabriela Testa: “Es el mejor momento en la actividad aérea de Mendoza en toda su historia”

Según la presidenta del Ente Mendoza Turismo, este año aumentó 7% la llegada de visitantes.Valora el impacto positivo de los vuelos low cost

Por Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

Gabriela Testa fue una de los cinco invitados que participó de la quinta edición del Ciclo de Encuentros que Los Andes viene realizando desde agosto.

En esta oportunidad el punto en común de la convocatoria fue el turismo y Testa, presidenta del ente gubernamental que regula esta actividad, participó activamente aportando sus conocimientos en la materia. 

Con 30 años de trayectoria en la función pública y en este área específica, la funcionaria es optimista respecto de los dos años de gestión que lleva a cargo del Ente Mendoza Turismo, asegurando que se viene dando un crecimiento sostenido en cuanto a la llegada de turistas a la provincia.

La charla con Los Andes abarcó otros temas, entre ellos el impacto de haber tenido cerrado el aeropuerto internacional Francisco Gabrielli durante tres meses, la suba de visitantes provenientes de otros lugares del mundo por el aterrizaje de los vuelos low cost en la provincia, el plan turístico de la alta montaña y del Aconcagua y los precios en Mendoza, entre otros. 

-Empecemos con una pregunta general: ¿cómo ve al turismo en la provincia, estamos creciendo?

-Estamos creciendo. De 2015 a 2016 crecimos un 5,2% en el número de turistas en comparación con 2014-15. Y si ahora viéramos cómo estamos venimos un 7% arriba respecto de la temporada 2016-2017. El año 2015 fue un punto de partida complejo. Estuvo signado por elecciones y Mendoza tenía dificultades presupuestarias, por lo cual no hubo pauta publicitaria. También internacionalmente ya estábamos en el peor de los panoramas, con cepo cambiario, con varios valores del dólar... Aproximadamente para esta fecha, el 16 de diciembre de 2015, salimos del cepo cambiario, pero no sabíamos cómo se iba a comportar el dólar. Después se estabilizó y eso empezó a generar que 2016 fuera bueno. Luego tuvimos el aeropuerto cerrado. Recién ahora nos estamos recuperando.

-Ya que hace referencia al cierre del aeropuerto, eso trajo muchos inconvenientes. ¿Qué evaluación hicieron sobre su impacto en el mercado turístico?

-En la transición de gobierno nunca se nos informó desde Obras Públicas y Turismo que estaba previsto el cierre. Fue una novedad de la que nos enteramos en febrero de 2016. Intentamos que se nos diera tiempo para iniciar una serie de acciones que permitieran minimizar el impacto, pero la inseguridad de la pista no permitía dilatar los tiempos. Frente a esta situación, primó la racionalidad en todos y se avanzó con el cierre del aeropuerto. 

-Y hubo que negociar con las empresas y operadores turísticos afectados...

-El gobernador (Alfredo Cornejo) no quería que se vieran afectadas las fuentes de empleo, por lo que se subsidió al personal de las empresas del registro turístico: alojamiento, gastronomía, bodegas con apertura turística, turismo aventura... Todos obtuvieron un subsidio de empleo durante 4 meses de 2 mil pesos. En esa época se firmó un convenio tripartito que sigue hoy para créditos entre la Provincia, el ministerio de Turismo de la Nación y el Consejo Federal de Inversiones. En ese sentido el cierre fue bueno porque lo impulsó.

-Hoy las low cost parecen haber revolucionado el mercado aéreo, ¿cómo ha impactado la llegada de estas nuevas líneas aéreas?

-Según las estadísticas de EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea), el aeropuerto de Mendoza tuvo antes del cierre una actividad muy intensa, vuelos muy colmados, y después del 7 de diciembre (de 2016) hubo un consumo muy interesante. Tenemos un crecimiento de 46% en vuelos de cabotaje y 112% en vuelos internacionales. Es el aeropuerto -después de Aeroparque (Buenos Aires)- que más ha crecido en el país. Hasta ahora se sumaron vuelos de Latam a Perú, de Gol temporales -de estación- a Florianópolis y Río, este último nos interesa como mercado emisor. Además se sumaron a Chile Sky Latinamerican Winds y Copa a Panamá. 

-Son destinos internacionales que han diversificado la oferta...

-Cuando se hace la foto la comparación es realmente importante. Es el mejor momento en la actividad aérea de Mendoza en toda su historia, definitivamente. Tiene que ver con la política nacional de impulsar el mercado comercial, que encontró tierra fértil porque los argentinos tienen buenos hábitos de viaje. 

-¿Se sumará alguna aerolínea más?

-Está pendiente Norwegian, que haría viajes por rutas de cabotaje que incluyen las que ya tenemos servidas con Aerolíneas y Latam. Cubrirán Rosario, Córdoba, Comodoro Rivadavia y tres vuelos internacionales con Santiago de Chile, Miami y Río de Janeiro.

-Todo esto va a traer más turistas, ¿tenemos la infraestructura necesaria para recibirlos?

-En 2001 estábamos más o menos en 1.200.000 turistas y hoy estamos en 3.300.000. Estimamos que va a seguir habiendo más turistas extranjeros. Tenemos 25% más de brasileños y Chile sigue siendo muy importante para nosotros. Creemos que a partir de ahora, con los vuelos de Copa, se van a dinamizar tres mercados que nosotros consideramos muy importantes. En primer lugar, México: desde que Trump ganó en Estados Unidos por su política respecto a los latinoamericanos, los 18 millones de mexicanos que viajaban por turismo a los EEUU ahora ven a Argentina como un destino valioso. Canadá y EEUU son los otros mercados que valoran mucho la montaña, el vino y la gastronomía. 

-Hablando de ese tema, hace unos meses presentaron el Plan Turístico de Alta Montaña…

-Presentamos un informe diagnóstico para validarlo con residentes de alta montaña. La montaña, si tiene alguna dificultad para el avance de su desarrollo es que intervienen muchos participantes en la toma de decisiones: jurisdicciones en los tres niveles del Estado (departamental, provincial y nacional), en muchas áreas del Estado, hay dificultades con la propiedad de las tierras; y hay problemas de infraestuctura de base: red vial, el tema de la energía que es complejo. 

-Y también hay que mencionar las dificultades de cada año en el Aconcagua

-En los últimos tiempos se ha dado tarde el tema de las tarifas y en general el Aconcagua se vende la temporada que la antecede. Este año se licitaron por cuatro años el servicio del helicóptero y el médico. Con esta medida se resuelve la previsibilidad. Para los años venideros va a estar resuelto y es algo que trasciende la gestión. Pero no hay en la Argentina un parque que tenga los servicios que tiene el Aconcagua. En ese sentido se puede disfrutar con esos servicios al alcance de la mano. En el Aconcagua creció el número de personas que hacen el trekking corto, más que el que hace cumbre. Eso es bueno porque habla de un Aconcagua accesible. Cada vez hay más gente que adhiere a deportes de atletismo, caminata o senderismo, y eso está bueno. Hay que ver cómo estiramos temporada según permita el servicio. 

-Para terminar, existe el mito de que Mendoza es una provincia cara. ¿Qué opina al respecto?

-Es un mito, tal cual. No es ni muy cara ni muy barata. Tenemos precios muy competitivos. Según un sitio de referencia dedicado al turismo en internet, Mendoza aparece entre los primeros 9 más accesibles de 35 destinos posibles. Según nuestros datos, el gasto promedio de una persona por día es de 950 pesos. Tenemos hostels y somos la provincia del interior con más hoteles cinco estrellas. Es decir que somos una provincia para todos los bolsillos, con un gasto promedio de 1.250 pesos de un cuarto en base doble. 

Perfil

Profesión

Es licenciada en Turismo y guía turística, con posgrado en Turismo Internacional.

Trayectoria                      

Con 30 años de carrera en la función pública del turismo y la cultura, ocupó cargos en Godoy Cruz y Ciudad, además de en el Gobierno provincial. Actualmente preside el Ente Mendoza Turismo.

Docente                                              

Ha dado clases en las universidades Champagnat, Congreso y Aconcagua. Y en la Escuela Superior de Turismo Islas Malvinas.