Estilo Lunes, 12 de febrero de 2018 | Edición impresa

Frescura de jardín en tu living

¿Cómo llevar al interior de la casa la belleza que sólo creíamos que podía estar afuera? Los especialistas nos dan alternativas impensadas.

Por Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

No  importan los metros cuadrados que tengás en tu casa. Tampoco si contás con una vivienda propia o si estás a punto de construir.

Cuando la cabeza de un diseñador de interiores re-piensa cada rincón, las posibilidades pueden ser infinitas.

Entonces, si quisiéramos traer un poco del afuera a diversos espacios de nuestra casa, lo impensado puede volverse real, como si se tratara de un pedacito de sueño ante el cual nos podemos dejar llevar.

¿Traer objetos o muebles al interior de casa es algo posible? ¡Por supuesto! Sólo se trata de adiestrar el ojo y dejarse llevar por el profesional especializado que se elija para que nos asesore de la mejor manera.

En esta nota, vemos opciones sugeridas por la interiorista y diseñadora Griselda Lorca. La idea es dejar entrar tu pedacito de paraíso en el lugar que quieras.

Tips de la especialista

“Tener un espacio exterior dentro de la casa es una enorme ventaja. Lo ideal es que se pueda armar cerca de algún ventanal grande o ventana en donde la luz potencie la atmósfera de manera natural. Esos rincones únicos son ideales para el rélax y hasta el traslado a diferentes estaciones del año, o momentos especiales. Esto sólo es posible recreando de manera parcial o más completa determinados ambientes del afuera, dentro del hogar”, argumenta la entrevistada.

Pensar la casa como sitio de refugio y goce respecto al frenesí del mundo nos invita a tomar determinados elementos exteriores, para jugar y resignificar algunos espacios. Algunas de las ideas que sugiere la especialista son:

1) Hamacas o tumbonas, un vaivén de emociones

Ya sea en determinado rincón de lectura, o en la mitad del living (o cualquier otro espacio) con aditamentos que potencien la idea de rélax y de exterior (pensemos en plantas, luz natural de ventanales o cuadros a tono) las hamacas o tumbonas ofrecen descanso y la invitación ineludible del afuera en el corazón mismo del hogar. Ya sea invierno o verano, nada nos puede privar de esa atmósfera única: ¿cómo resistirse?

“Es fundamental que el sector que se arme como parte del exterior se potencie con elementos diversos, generando un ambiente que puede ser más minimalista o no. Por ejemplo, con llamadores de ángeles, campanitas o incluso paños de césped artificial si se quisiera”, ejemplifica la interiorista. 

2) Columpios: 

¡Lo lúdico a pleno!

No sólo para cuartos infantiles o juveniles, sino que también resultan más que novedosos, prácticos y originales para una habitación, living o espacios integrados de la casa. Los mismos recrean, con su simplicidad, la belleza del juego de la plaza trayéndolo desde el recuerdo infantil a la propia adultez. Una opción relajante para hamacarse mientras se charla, se ve televisión o simplemente se medita.

La luz resulta su mejor aliada.

3) Fuentes de agua, energía en estado puro

El fluir del agua, la cadencia de la misma y las piedras conforman fuentes para el interior, con diseños que van desde lo más moderno y simplificado a lo más rústico. Lo fundamental, según sugiere la especialista, es no exagerar el tamaño de la misma sino buscar algo que se adapte bien al rincón elegido, en donde la luz y las plantas terminen por complementarle.

Otra de las ideas es un pequeño vivero suspendido de plantas colgantes en la mitad de la sala, en donde la decoración sea minimalista y se sumen farolas y lucecitas que inviten al despeje.

4) Un árbol en tu hogar

“Si bien no es algo tan sencillo, sí es más que posible, sobre todo para aquellas personas que están pensando en construir. Siempre guiados por especialistas, se puede pensar un espacio para que un árbol sea parte de un living, habitación o cualquier rincón de la futura casa. Es una manera de traer la naturaleza misma al interior, para que sea parte de la familia, brindando una idea acabada del afuera, que siempre podemos hacer más fuerte con tonos, texturas, luces y otros objetos que recreen nuestro pedacito de parque”, ejemplificó Lorca.

5) Sillas o sillones de jardín

Es una idea que la especialista sugiere, incluso con la suma de césped artificial, para armar un lugar de mate o charla íntima para cualquier estación del año. Una licencia para seguir invitando al afuera en una recreación inspiradora.