Sociedad Lunes, 25 de diciembre de 2017

Un proyecto que se desarrolla en Mendoza entró en el top 10 de logros científicos de 2017

Científicos del Balseiro obtuvieron el premio “Logro del año”, que es uno de los más reconocidos que otorga la revista Physics World.

Por Redacción LA

La revista científica "Physics World" rankeó los 10 grandes logros científicos de 2017 y entre ellos figura un proyecto sobre rayos cósmicos en el que participaron profesionales del Balseiro junto a investigadores nacionales e internacionales.

El premio “Logro del año” es uno de los más reconocidos que otorga la revista Physics World a 10 proyectos destacados en el mundo de la Física. Es un reconocimiento a equipos que consiguen los descubrimientos o aportes más significativos en el año, según publicó Unidiversidad.

En el ranking de este año, figura un trabajo sobre rayos cósmicos en el que participan profesionales nacionales e internacionales y entre ellos científicos del Instituto Balseiro.

La primera observación multimensajera de la coalescencia de dos estrellas de neutrones se eligió como el logro del año en Física. En el trabajo colaboraron investigadores de los detectores de ondas gravitacionales LIGO-Virgo y del telescopio espacial de rayos Gamma Fermi, junto con otros 50 observatorios, entre ellos dos de Argentina: TOROS de Córdoba y Pierre Auger de Mendoza.

Además uno de los nueve avances destacados fue el descubrimiento del origen extragaláctico de los rayos cósmicos de altísimas energías. Este hallazgo lo realizó un grupo de cientos de científicos de distintas nacionalidades que trabajan en el observatorio Pierre Auger, ubicado en Mendoza.

En ese mega proyecto participan investigadores de distintas instituciones científicas argentinas, entre ellas, el Instituto Balseiro, el Centro Atómico Bariloche, el Centro Atómico Constituyentes de la CNA y el CONICET.

Otro de los logros destacados fue el desarrollo de un nuevo tipo de microscopio de súper resolución que puede monitorear moléculas biológicas en células vivas en tiempo real. La nueva técnica se llama MINFLUX y combina dos técnicas que ganaron Premios Nobel.

En el equipo participan el argentino Francisco Balzarotti junto con investigadores del Max Planck Institute para Química Biofísica, la Uppsala Universit. En ese proyecto también intervino Fernando Stefani de CONICET y la Universidad de Buenos Aires.