Estilo Jueves, 12 de octubre de 2017 | Edición impresa

Estrenos de esta semana

Arriban el elegante “Kingsman”, un thriller nórdico que promete y un film de misterio.

Por Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar

Un asesino en el hielo

El largometraje “El muñeco de nieve” (“Snowman”) sigue el relato de un detective llamado Harry Hole (Michael Fassbender) que, en un pueblo detenido por el paisaje congelado, investiga la desaparición de una víctima en la primera nieve del invierno.

Con la ayuda de una brillante recluta (Rebecca Ferguson), comienza a conectar décadas de casos fríos con la nueva desaparición, abriendo una caja de Pandora violenta. 

 

 

Con dos películas muy bien hechas, la sueca “Déjame entrar”, sobre la niña vampiro que acosa a un pueblo, basada en la terrorífica novela de John Ajvide Lindqvist y la británica “El topo” (“Tinker, Tailor, Soldier, Spy”), sobre la novela de  John le Carré, el realizador vikingo Tomas Alfredson vuelve a los paisajes del invierno nórdico con un atmosférico y frío thriller producido por Martin Scorsese.

Se suman al reparto principal Toby Jones, Charlotte Gainsbourg, J.K. Simmons, Val Kilmer y Chloë Sevigny.

 

Pruebas del Más Allá

No hay temporada no tenga su remake y esta finalmente se ha hecho presente con “Línea mortal” (“Flatliners”), del dinamarqués Niels Arden Oplev.

Esta es una versión de aquel drama de terror y ciencia ficción que reunió en 1990 a un grupo de estudiantes de medicina (Kiefer Sutherland, Kevin Bacon, Julia Roberts, con dirección de Joel Schumacher), a quienes les seducía experimentar con lo que pasa después de morir: ellos se sometían a una muerte inducida y luego sus compañeros los resucitaban con milagrosos desfibriladores.  

 

 

Es la misma historia, pero con un reparto diferente frente y detrás de cámaras, con Ellen Page, Diego Luna y el mismo realizador de la primera adaptación cinematográfica de “Los hombres que no amaban a las mujeres”.

A pesar de un breve cameo a Kiefer Sutherland (aunque interpretando a otro personaje) que conecta con la original, “Línea mortal” es una reimaginación desde la primera hasta la última escena. 

 

Kingsman: The Secret Service

Si podemos indagar de manera algo forzada, en la primera “Kingsman: The Secret Service”, se manifestaba  una crítica al sistema de clases británico: un aristocrático apadrinaba a un joven delincuente suburbano para reclutarlo como un espía clandestino al Servicio de su Majestad, mientras otros hijos de aristocráticos se convertían en monstruos traicioneros. 

En “El círculo dorado”, la segunda parte que se estrena hoy, el plan de dominio del mundo de los villanos se afirma en la certeza del uso de las drogas como el gran equiparador de todas las clases sociales.

 

 

Pero tenga o no una parábola, lo cierto es que esta secuela del éxito taquillero de 2014, continúa esa exploración satírica de la elegancia del “estilo británico” para salvar al mundo, otra vez, con la suma de una revoltosa travesía por Estados Unidos, lo que provoca sin duda, muchas risas en relación con esa premisa del choque cultural entre los espías y villanos de uno y otro lado del Atlántico. 

La segunda parte profundiza su diversión con coreografías muy violentas, escapes de lo más absurdos y una antagonista interesante: Poppy (Julianne Moore), cuyo carisma, apenas puede ocultar su crueldad como la líder de más poderoso cartel de drogas del mundo. 

 

50 primaveras

Europa es un enjambre bullicioso de poéticas cinematográficas, autores emergentes y nuevas búsquedas audiovisuales. Pero esa inmensa factoría llega pocas veces a nuestras salas. Muchas de esas películas pasan de refilón por el Cine Universidad (que no puede absorber toda la producción) y otras jamás tocan las multisalas. Que una distribuidora como SBP Films intente abrirnos un pantallazo al cine del viejo continente es una bocanada de aire fresco.

La iniciativa consiste en estrenar algunas películas europeas, desde hoy al 15 de febrero, en Village Cines. Y la propuesta inicia con “50 primaveras” de Blandine Lenoir, que protagoniza la actriz y cantante Agnes Jaoui. En este filme se traza el drama de Aurore (Jaoui), quien después de una separación y de perder su empleo, se entera que va a ser abuela.

 

 

Esta película, estrenada en abril de este año en Francia, cosechó buenas críticas en general; y es inevitable emparentarla con la recientemente estrenada “El porvenir” (2016, Mia Hansen-Løve), donde Isabelle Huppert interpreta a una mujer en idéntico drama.

Y ella, la dama pálida del cine francés, es quien protagoniza la próxima película de esta grilla: “Volver a empezar” (“Souvenir”), el 2 de noviembre, que muchos de sus fanáticos esperarán con ansiedad.