Más Deportes Martes, 14 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Estefanía Banini volvió a su cuna, para jugar el Mundial de futsal en Cataluña

La mendocina se reencontrará con su padre en el fútbol, ‘Perico’ Pérez, quien la formó desde sus inicios en en el club Cementista.

Por Analía Cuccia Baidal - acuccia@losandes.com.ar

Estefanía Banini, ‘La Messi’ del fútbol femenino y jugadora del Washington Spirit en la NWSL (National Women’s Soccer League), llegó a Mendoza hace unas semanas atrás con el fin de vacacionar pero el destino le propuso un cambio de planes. Se sumó al seleccionado argentino de futsal que dentro de pocos días competirá en el Mundial de la especialidad en Cataluña, del 19 al 25 del corriente. 

Ese destino incluyó un déjà vu, un regreso a la cuna de su vida deportiva. Reencontrándose con algunos recuerdos, pero sobre todo, con su ‘padre’ futbolístico, el que la formó desde pequeña en el club Cementista. Hacemos referencia a Eduardo ‘Perico’ Pérez, quien insistió para que la CAFs aprobara su inclusión, tratándose de la “jugadora más genuina que tiene el fútbol de salón del país”. Ella volvió a sus raíces. Él, esperó a tenerla de nuevo bajo su ala. 

Ambos, ‘Chuky’ (para aquellos que la conocen desde sus inicios) y ‘Perico’ dialogaron con Más Deportes pocas horas de la partida del equipo al Cenard, no sólo para hablar del Mundial que están a punto de afrontar con el seleccionado, sino más bien, de este reencuentro después de once años. 

“Para mi era un sueño dirigirla como lo hice cuando era pequeña y las vueltas de la vida nos unió nuevamente. Más en la Selección argentina para competir en el Mundial de Cataluña (del 19 al 25 del corriente), con ella siendo profesional y con su carrera deportiva desarrollada. Yo le dije: ‘después de esto, dejo todo’. Sé que ella hizo un gran esfuerzo y finalmente se alinearon los planetas. Es una alegría enorme volver a tenerla conmigo”, confesó el entrenador. 

-¿Cómo surgió la idea de incluirla para este Mundial?

-Pérez: Lo venía pensando, esperando sus tiempos y compromisos, hoy se dio. Por supuesto que hay mucha gente que no conoce su trayectoria porque han pasado los años y ella está jugando afuera del país, pero a todos les comenté que es la jugadora más genuina que tiene el fútbol de salón. Hizo todas las inferiores con varones en Cementista, rompiendo estereotipos. 

Y con cierta admiración, ‘Perico’ Pérez, agregó: “Pocos saben lo que esta criatura vivió. Pero no desde un aspecto negativo, al contrario. Siempre con un cuidado mayor al de sus compañeros, a que nunca le pasara nada. Ella se enojaba por el cuidado diferenciado, pero lo hacía más como un padre. Estaba creciendo, llegó a jugar hasta juveniles y nunca me iba a perdonar que jugando con varones le pasara algo”. 

-¿Por qué decís genuina?

-Pérez: Si bien tenemos a jugadoras que se dedicaron a full al futsal, nadie se formó como ella. Se crió con el fútbol de salón. Y no creo que se repita, se rompió el molde.

-¿Cómo fue el contacto?

-Banini: Estando en Estados Unidos hablamos del tema, pero mi inclusión no se confirmó hasta último momento. Fue una decisión difícil pero finalmente satisfactoria. Yo salí del futsal y volví a lo mío. Siempre dije, si el fútbol de salón hubiera tenido el mismo profesionalismo que tiene el de once a nivel mundial, hubiese seguido por este camino. Pero las cosas de la vida hicieron que continuara por la senda del fútbol de cancha de once. 

 

 

-¿Qué sentís al volver al fútbol de cancha reducida?

-Esto es para mí, es lo mío. A veces me pregunto qué hago jugando en la cancha de once porque el fútbol de salón es lo que corre por mis venas.

Tengo mucha ilusión y una alegría inmensa jugar a este deporte que me hace tan feliz. En esta cancha siento que soy yo, que soy libre, porque de acá salí. Siento que me remueven cosas lindas por dentro. Y más con el Perico, es un déjà vu , porque es mi padre en el fútbol.

Y estas cosas se acentúan más y se valoran cuando vivís lejos, donde sabés que las personas más importantes son las que siempre estuvieron a tu lado. Y más allá de la competencia, importan más los momentos como éste que vamos a vivir juntos, con nuevas experiencias. Estoy muy feliz. 

 

-¿Cómo te sentiste con el equipo?

-Banini: Entrené dos días con ellas y las estoy conociendo, algunas ya las conocía. Me han hecho sentir cómoda, son todas muy buenas personas. Es un grupo consolidado y ahora, en la concentración en el Cenard, tendré tiempo para integrarme mejor. 

-Haciendo memoria, ambos compartieron equipo con la Región Andina, subcampeona del primer Mundial. ¿Qué comparación pueden hacer?

-Pérez: Es otra cosa pero la sensación es la misma porque verla jugar a ‘Estefi’, por su aporte de calidad, es disfrutarla. En aquella ocasión (2006) se improvisó, pensábamos contra quien jugábamos, y lo hicimos frente a equipos que hoy son potencias como Brasil (se le ganó clasificando a semifinales), Venezuela (triunfó y pasaje a la final) y ante Rusia (derrota en la definición).

Pero fue el primero, casi como una prueba mundialista, y nosotros aparecimos con un equipo de cinco chicas que no fue Selección y no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar. Fue una experiencia bárbara, salimos subcampeones y en el femenino -en lo personal- me marcó, porque después de eso seguí con el proyecto en la rama. 

-Banini: Fue distinto. Ahora vamos a un torneo oficial con equipos imponentes. Aquello fue hace 11 años y también fue una hermosa experiencia. 

Pérez: Pasaron los años y mucha agua debajo del puente. Ahora el fútbol de salón explotó. Y en mi carrera profesional es lo máximo a lo que se puede aspirar. 

-¿Qué se espera en el Mundial de Cataluña?

-Pérez: Este deporte en el país está creciendo. Por suerte Mendoza tiene el mejor nivel del país y no es porque yo sea de esta provincia, porque si el técnico fuese de otro lugar seguramente coincidiría. Este año se mejoraron los procesos, realmente tuvimos un cronograma ideal de preparación (dobles o triples turnos), concentraciones, eliminatorias, sudamericanos, y tuvimos mucho roce competitivo que favoreció para armar el grupo y tener la base. 

El equipo ya está en el Cenard preparándose para partir el viernes hacia España. Con respecto al Cenard, ‘Perico’ dio su sensación: “Poder ir a nuestro templo del deporte es una buena experiencia. Cruzarse con los máximos exponentes del deporte nacional es un plus para nuestra motivación”. 

-¿’Estefi’ cuándo regresás a los Estados Unidos?

-En mi club, el Washington Spirit, estamos en temporada baja, sin actividad. El año pasado, para la época me fui al Valencia y este año decidí descansar. Pero salió esta oportunidad y me sumé. En febrero comenzamos con la pretemporada para iniciar el campeonato así que tendré tiempo de disfrutar todo hasta tanto. 

En la primera fecha de la zona nuestro seleccionado estará libre, mientras juegan Cataluña y Francia. En el torneo clasifican dos equipos por zonas (son 4 grupos de 3 equipos cada uno) y el posible cruce -si clasificamos- sería contra el mejor clasificado de la zona de Brasil, que junto a Colombia, son los candidatos a ser los campeones. 

El seleccionado está compuesto por otras siete mendocinas: Mariana Di María, Florencia Ogara, Tamara Falconi, Mailén Romero (Pacífico), Anita Ontiveros, Lucía Agüero, Paula Leiva (Cementista). Además, Yamila Burdeguer, María Victoria Robualduano y Fernanda Ruiz Díaz (Tucumán) y Flor Arce (Paraná).

 

En el cajoncito de los recuerdos

Banini tiene una gran trayectoria dentro del Futsal. En 2006 participó de su primer Mundial de la especialidad con Región Andina, equipo que al igual que esta Selección argentina, era dirigido por ‘Perico’ Pérez y donde compartió equipo con otras mendocinas que marcaron el camino en el desarrollo de la actividad femenina, como Gisela Blanco y Silvana Villalobos, entre otros.

Región Andina coronó ese año un gran trabajo con el subcampeonato del Mundo, por detrás de las chicas rusas (9-2).