Mundo Jueves, 12 de octubre de 2017

Donald Trump saca a EEUU de la UNESCO

No estará más en la rama de la ONU dedicada a Educación, Ciencia y Cultura. Trump dice que es para defender a Israel

Por Agencias

Estados Unidos anunció el jueves su retiro de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco en inglés), acusando a la institución de tener un "sesgo contra Israel".


En un comunicado del Departamento de Estado, Washington hizo saber su deseo de establecer una "misión de observación" en este organismo de las Naciones Unidas con sede en París, en reemplazo de su representación como estado miembro.

La salida de Estados Unidos se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018, en acuerdo con las normas constitutivas de la Unesco, añadió el texto.

"Esta decisión no se tomó a la ligera, y refleja la preocupación de Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos (de las contribuciones) a la Unesco, la necesidad de una reforma fundamental en la organización, y el continuo sesgo contra Israel", dijo la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Estados Unidos había advertido en junio su intención de revisar sus relaciones con la Unesco, calificando de "afrenta a la historia" la decisión del organismo de declarar la ciudad vieja de Hebrón, en Cisjordania ocupada, "Patrimonio Mundial en peligro". La nominación del sitio había sido presentada por Palestina.

Esta iniciativa "desacredita todavía más una agencia de la ONU ya altamente discutible", dijo entonces la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.
Washington se opone a cualquier movimiento de los organismos de la ONU para reconocer a los palestinos como un Estado, sosteniendo que esto debe esperar a un acuerdo de paz negociado en Medio Oriente.

Estados Unidos, gran aliado de Israel, ya había tomado distancia de la Unesco, dejando de financiar al organismo en 2011 después de que la agencia admitiera a Palestina como estado miembro. Pero seguía siendo parte del Consejo Ejecutivo del organismo, integrado por 58 miembros.

Según el Departamento de Estado, la condición de observador le permitiría a Estados Unidos seguir contribuyendo con su "visión" y "experiencia" en algunas cuestiones importantes gestionadas por la organización, como la protección del Patrimonio Mundial, la defensa de la libertad de prensa y la promoción de la ciencia y la educación.

La salida de la Unesco se enmarca en la política del presidente Donald Trump de revisar muchos de sus compromisos multilaterales, siguiendo lo que llama una política exterior de "Estados Unidos primero".

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, dijo "lamentar profundamente" esta decisión.


"La universalidad es esencial para la misión de la Unesco, para construir la paz y la seguridad internacionales frente al odio y la violencia, con la defensa de los Derechos Humanos y de la dignidad humana", destacó en un comunicado.