Mundo Sábado, 7 de octubre de 2017 | Edición impresa

España: fuga de grandes empresas por miedo a la independencia

El banco CaixaBank 1° de Barcelona y 3° del país, anunció que se muda. También se van Gas Natural, los bancos Sabadell, entre otros.

Por AFP / Télam

El gran banco catalán CaixaBank y la mega empresa Gas Natural anunciaron ayer que se iban de Cataluña por la crisis independentista, sumándose a una fuga de empresas que ignora los primeros signos de distensión entre Madrid y Barcelona.

La salida de estas dos empresas se anunció después de que el gobierno introdujese una modificación en la ley de sociedades que facilita el traslado, incrementando la presión sobre las pretensiones independentistas catalanas, si bien rebajó el tono al pedir disculpas por los heridos en el referéndum prohibido del domingo pasado.

En el plano judicial, el comandante de la policía catalana, una subalterna y dos líderes independentistas declararon por sedición ante la Audiencia Nacional, que no dictó prisión preventiva contra ninguno de ellos.

Anticipándose a la posibilidad de una declaración unilateral de independencia por el gobierno catalán, CaixaBank anunció su traslado para “salvaguardar plenamente la seguridad jurídica y regulatoria”, precisó la entidad.

CaixaBank tiene una influencia que se extiende a todos los niveles de la sociedad catalana gracias a becas, patrocinio cultural, créditos a partidos políticos, etc. Su traslado a Valencia es un golpe simbólico muy duro al gobierno catalán de Carles Puigdemont.


Flexibilización de Rajoy

La fuga de empresas podría acelerarse después de que el gobierno de Mariano Rajoy adoptó ayer un decreto que libera a las empresas de la aprobación de la junta de accionistas para un cambio de sede.

Entre quienes decidieron irse también figuran el Banco Sabadell, el Banco Mediolanum, la empresa de dietética Naturhouse y la de telecomunicaciones e informática Eurona.

La fuga aumenta la inquietud entre una sociedad catalana profundamente dividida por la apuesta independentista, cuya escalada ha sumido a España en su peor crisis política de la era democrática.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la tensión “podría pesar en la confianza y las inversiones” en la economía española, la cuarta de la Eurozona.

 

El Fondo Monetario Internacional advirtió que la tensión “podría pesar en la confianza y las inversiones” en la economía española.

 

Pese a ello, “la previsión para la economía española es robusta”, y se mantiene en un crecimiento del 3,1% para este año, puntualizó Andrea Schaechter, la jefa de la misión del FMI en España, al presentar un informe sobre la situación del país. 

En Barcelona, el delegado del gobierno español en Cataluña, Enric Millo, pidió disculpas por los heridos causados por la policía al tratar de impedir el referéndum y expresó su esperanza de encauzar la crisis.

“Cuando he visto estas imágenes, y sé que hay gente que ha recibido golpes, y empujones, incluso hay una persona que está aún hoy hospitalizada, no puedo hacer nada más que lamentarlo, pedir disculpas en nombre de los agentes”, dijo Millo a la televisión pública catalana TV3.

Por el lado del gobierno catalán, el responsable de Empresa Santi Vila -una figura moderada que cobra peso- reclamó un “alto el fuego” con el ejecutivo central de Mariano Rajoy, y propuso posponer la declaración de independencia de Cataluña a cambio de que no se suspenda la autonomía regional.

El gobierno catalán dio mientras tanto un nuevo paso, al transmitir ayer al Parlamento regional los resultados oficiales de la consulta del 1 de octubre, según los cuales hubo un 90,18% de “sí” a la independencia, con una participación del 43,03%.

Los resultados deberán aún ser proclamados, y a partir de ahí, la cámara catalana podría declarar unilateralmente la secesión en los días sucesivos.

El presidente catalán Carles Puigdemont se dirigirá a la cámara regional, donde los secesionistas son mayoritarios, la tarde del martes 10 de octubre, para “valorar los resultados y los efectos del referendo”. De momento se ignora si el Parlamento declarará ahí la independencia.

La oposición no se confía y cree que podría aprovechar para proclamar la secesión. “Esperamos que el presidente Puigdemont sea fiel a la petición que él mismo ha hecho: informar sobre la situación política”, avisó Eva Granados, portavoz del Partido Socialista de Cataluña.

El comandante de la policía regional catalana, Josep Lluís Trapero, una subalterna y dos destacados líderes independentistas quedaron libres y sin medidas cautelares tras declarar este viernes por sedición ante la justicia española, indicó una fuente judicial.

La fiscalía no pidió medidas cautelares contra Trapero, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y la intendente de la policía catalana, Teresa Laplana, quien declaró por videoconferencia por motivos de salud. 

 

 

Firmas que se trasladaron

Estas son las principales empresas que han trasladado su sede social, tras cuyo anuncio subieron en la bolsa luego de días de pérdidas: 

- CaixaBank: Es el gran banco catalán, tercero de España y con una influencia que se extiende a todos los niveles de la sociedad catalana gracias a becas, patrocinio cultural, créditos a partidos políticos. Su traslado a Valencia es un golpe simbólico durísimo al independentismo. 

La Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, conocida por todo el mundo como “La Caixa” antes de su cambio de nombre en 2014, fue fundada en 1904 por el abogado catalanista Francesc Moragas Barret, que hoy da nombre a calles en Barcelona, y otras localidades catalanas.

Con una capitalización bursátil de 24.000 millones de euros, es la 7a. empresa del Ibex-35, el índice principal de la Bolsa de Madrid. Tiene 14 millones de clientes, 32.400 empleados, y 5.000 oficinas en toda España.

- Gas Natural Fenosa: La empresa de hidrocarburos Gas Natural fue fundada en 1843 por el letón Charles Lebon y el español Pedro Gil y Babot tras conseguir el contrato para la instalación de luces de gas en las calles de la ciudad de Barcelona. Su nombre original era Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas.

La empresa preveía tener en 2017 unos beneficios netos de entre 1.300 y 1.400 millones de euros. Se presenta como la tercera de España en distribución de gas y electricidad y opera en más de 20 países, con una fuerte implantación en México, Brasil, Colombia, Chile, Argentina y Perú, con un total de 23 millones de clientes. Emplea a 17.229 personas.

- Banco Sabadell: El segundo banco catalán y quinto de España fue el primero en anunciar el traslado de su sede social desde la localidad que le da nombre a Alicante, en la región de Valencia, lindante al sur con Cataluña.

Fundado en 1881 por un grupo de 127 empresarios de Sabadell en torno al otrora poderoso sector textil, origen de grandes fortunas catalanas, el banco tiene una capitalización bursátil de 9.500 millones que le convierte en la vigésima empresa del Ibex-35.

Tiene 17.000 empleados y 2.279 oficinas por toda España.

- Naturhouse: Esta empresa de dietética y nutrición fue fundada en 1991 por el empresario Félix Revuelta, que siempre manifestó su oposición al proceso independentista y anunció su traslado a Madrid a principios de agosto.

La compañía cuenta con una amplia presencia internacional, de donde proviene aproximadamente el 80% de su negocio. Actualmente opera en 27 países a través de más de 2.000 centros, de los que un 92% son franquicias.

- Otras: Otras empresas que hicieron las valijas son el Banco Mediolanum, la sociedad de inversiones Arquia Banca, la operadora de telecomunicaciones Eurona Wireless, la téxtil Dogi y la empresa biofarmacéutica Oryzon Genomics. 

 

“Este gobierno sabe cuándo tiene que actuar”, remarcó el vocero del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo.

 

Puigdemont se presentará  ante el Parlamento el martes

El presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, pidió ayer comparecer en el parlamento catalán el próximo martes sin develar si declarará la independencia de forma unilateral, en un intento por sortear un veto de la Justicia española y en medio de fuertes presiones políticas y económicas para que dé marcha atrás a su aventura secesionista. 

No obstante, desde el partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP), el socio del gobierno catalán en el proceso de secesión, el diputado Carles Riera, dijo que no hay “ningún elemento” que haga pensar que el presidente no cumplirá con su compromiso. 

El Ejecutivo central de Mariano Rajoy, por su parte, se mantiene en la misma posición de firmeza, y exige a Puigdemont que “vuelva al orden constitucional para dialogar”, sin dar todavía ningún paso drástico para abortar el proceso de secesión.

“Este gobierno sabe cuándo tiene que actuar”, remarcó el vocero del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo, en un momento en el que la presión también es máxima sobre el presidente Mariano Rajoy, acorralado entre los sectores que reclaman una intervención inmediata sobre el autogobierno de Cataluña, y los que piden “diálogo” para evitar una catástrofe de consecuencias impredecibles. 

El líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera, aliado parlamentario que da estabilidad al Partido Popular (PP) de Rajoy, acudió ayer a La Moncloa para reclamarle al presidente del gobierno que aplique el polémico artículo 155 de la Constitución, con el objetivo de intervenir parcialmente en Cataluña para convocar elecciones regionales.

Por el momento, el líder conservador mantiene su negativa. Rivera pide un mayor liderazgo a Rajoy porque considera que ya casi no queda tiempo para impedir la declaración de independencia, pero el presidente no accede a aplicar el artículo 155.