Más Deportes Miércoles, 14 de febrero de 2018

Escándalo sexual en Paraguay: pidieron la detención del dirigente de Rubio Ñu

Antonio González fue acusado de "trata de personas". En Asunción aseguran que podría ampliarse su imputación. 

Por Redacción LA

El Ministerio Público Fiscal de Paraguay pidió la detención de Antonio González, el dirigente -es gerenciador y se hace llamar presidente- de Rubio Ñu, de Luque, que protagonizó un escándalo sexual y fue denunciado por dos futbolistas. Está acusado por "trata de personas", pero podría ampliarse su imputación.

"Seguir investigando con él en libertad puede ser perjudicial para los afectados y para la propia investigación", explicó la fiscal del Departamento de Trata de Personas, Teresa Martínez, quién confirmó el pedido de detención en diálogo con la radio AM 780 de Paraguay.

La polémica se desató tras la publicación de una foto del dirigente junto al lateral izquierdo del equipo, Bernardo Gabriel Caballero, en la cama. Entre declaraciones y versiones cruzadas, finalmente el futbolista confesó que "otros jugadores tuvieron relaciones (sexuales) con él y eso era una cuestión normal".

 

Otros de esos jugadores fue Fermín Morinigo, de 19 años, quién denunció a González por acoso sexual siendo menor de edad. "No fue sólo acoso, también hubo maltrato físico al negarse a ser sometido", afirmó su abogado Reinaldo Acosta.

Y agregó: "Existen otros chicos, pero no quieren hablar por miedo. Ellos recibieron amenazas: les dijeron que se cuiden y que se atengan a las consecuencias de lo que están diciendo".

 

El pasado 9 de febrero, la jueza Jennifer Ynsfrán Morán ordenó el allanamiento de las oficinas del club. Se incautaron fichajes de menores de edad, contenido pornográfico, balas de armas de fuego y se descubrió que cuatro jugadores vivían en la sede en precarias condiciones.

La foto de la polémica

El allanamiento estuvo acompañado por el asesor jurídico de la Secretaría Nacional de Deportes (SND) y fue coordinado con la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA), según informó el diario Hoy de Paraguay.

Aunque por el momento son dos los denunciantes, ya serían cinco las víctimas que se contactaron con el Departamento de Trata de Personas.