Economía Miércoles, 15 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Reforma tributaria: en Mendoza bajará la presión impositiva hasta 5 puntos

Esto se daría cuando esté en plena aplicación en 2022. Cómo afectarán los cambios en la rentabilidad de las empresas locales.

Por Laura Saieg - lsaieg@losandes.com.ar

La Reforma Tributaria Nacional podría impactar en una reducción de la presión impositiva de las empresas de Mendoza equivalente a entre 3 a 5 puntos sobre las ventas, según la actividad. Este dato se desprende de un informe preliminar que está llevando a cabo la Fundación Ideal y que toma en consideración cuando la nueva ley esté en su plena aplicación en 2022. 

Asimismo, este beneficio de 3 a 5 puntos para los sectores productivos sería aún más importante en cuanto a la rentabilidad de las compañías, ya que ese porcentaje se incrementa en relación a las ganancias de las empresas.

El proyecto de Reforma Tributaria que el gobierno ingresó el martes al Congreso cuenta con 220 páginas distribuidas en 12 capítulos. El texto, que tuvo algunas modificaciones, ya se encuentra en discusión en Diputados y prevé cambios en Ganancias, IVA, combustibles y seguridad social, entre otros impuestos. 

Reforma y beneficios 

La Reforma Tributaria prevé grandes cambios en impuestos claves con el objetivo de reducir la presión impositiva de las empresas, pero los resultados se verán de forma gradual. 

En este sentido, Rodrigo González, economista de Fundación Ideal, indicó que la reducción de las ganancias no distributivas, la baja de las cargas patronales y la reducción del impuesto al cheque, entre otras modificaciones, impactarán de manera positiva en las empresas de la provincia, permitiendo una disminución de la presión tributaria de entre 3 y 5 puntos sobre las ventas, según la actividad.

“Para el vino, por ejemplo, la presión bajaría 4%”, indicó. Pero además, añadió que esos puntos representan aún mucho más al analizar la rentabilidad de las empresas. Esto se desprende de un informe que está realizando Fundación Ideal en base a balances de compañías.  

Asimismo, indicó que en el caso de las empresas que tienen mano de obra intensiva “serán beneficiadas por la reducción en las cargas patronales, mientras que las que cuentan con poco personal pero mucho capital, serán alcanzadas con la reducción en el impuesto a las ganancias”. 

Por su parte, el economista de Fundación Mediterránea, Jorge Day, señaló que la reforma bajará los impuestos, pero muy poco y de forma gradual, debido a que tanto Mendoza como Argentina cuentan con un problema del que no pueden salir: el gasto público. Y la “única manera de solventarlo es con impuestos”. 

Además explicó que el gobierno nacional procurará que sus pares provinciales reduzcan las alícuotas de Ingresos brutos, gravamen cuestionado por ser muy distorsivo. 

Lisandro Nieri, ministro de Hacienda de Mendoza, recordó que “el Gobierno Provincial se encuentran en un plan progresivo de baja de Ingresos Brutos realizado dentro de lo que permite el presupuesto”, pero reconoció que “es difícil alcanzar las alícuotas máximas planteadas por Nación”. 

De todas formas, aseguró que “será prioritario reducir las tasas para sectores que forman parte de cadenas productivas, para evitar las distorsiones de Ingresos Brutos”. 

Jorge Day continuó analizando la reforma tributaria nacional y señaló que el cambio y reducción de impuestos apuntan a lograr mejoras en el empleo, aumentar la inversión y mejorar la competitividad de la economía. 

Así las cosas, es que las principales medidas que apuntan a los tres objetivos antes mencionados son la reducción de contribuciones patronales, la posibilidad de tomar el impuesto al cheque a cuenta de Ganancias, la reducción del impuesto a las Ganancias cuando se reinvierten utilidades y la devolución anticipada de saldos a favor de IVA por inversión.

 

Cambios clave

Ganancias: reducción en cuatro años, que pasará del 35% actual al 25% en el 2021. Esta rebaja será para las empresas que reinviertan sus utilidades. Es decir, que hagan inversiones. Para el caso de las personas físicas, el impuesto a las Ganancias que se aplica en los sueldos continúa sin cambios, llegando a ser hasta el 35%

Impuesto sobre los créditos y débitos: se puede tomar a cuenta de Ganancias. 

Impuesto a la Renta Financiera: para las personas se gravaría al 5% los intereses de plazo fijo en pesos y las rentas por títulos públicos. Continuarán gravadas al 15% las utilidades por venta de acciones que no cotizan en Bolsa. En el caso de las rentas por instrumentos en moneda extranjera o que están indexados, pagarán el 15%. 
Contribuciones patronales: se establece un mínimo no imponible de $ 12.000 de salario bruto para las contribuciones patronales.

La suba será progresiva: $ 2.400 en 2018, $ 4.800 en 2019, $ 7.200 en 2020, $ 9.600 en 2021 y $ 12.000 para 2022. Además, se unifican las alícuotas de contribuciones patronales de seguridad social en 19,5% en 2022. Este valor se ajustará en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC) a partir del 2019. 

IVA: al igual que en Ganancias, la reforma propone devolver en Crédito Fiscal el IVA a las empresas que hayan realizado inversiones y no lo hayan recuperado en un lapso de 6 meses.