Sociedad Jueves, 12 de octubre de 2017

Empezaron a sacar un barco hundido en el Río de La Plata que tapa conductos pluviales

Es una embarcación carguera y a vapor de 1930. Los buzos se sumergen en las aguas oscuras, cortan a ciegas y una grúa saca los pedazos.

Por Télam

Un viejo barco hundido que bloqueaba el escurrimiento de dos conductos pluviales que desembocan en el Río de la Plata comenzó ayer a ser retirado en la zona del barrio porteño de Retiro con una grúa fluvial, una embarcación de apoyo y un equipo de buzos, en un operativo que demorará al menos 10 días en quitar la estructura que pesa más de 20 toneladas.

 

 

"Este barco obstruía la salida del agua. Formaba remolinos, acumulaba arena, y molestaba. Sabemos que sacarlo no es fácil pero debemos hacerlo para mejorar la circulación de los arroyos subterráneos de la cuidad", dijo el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, quién explicó que el biducto y el triducto de la zona de Migraciones es "parte fundamental del sistema de escurrimiento de los pluviales".

Lucas Llaurado, director General del Sistema Pluvial, dijo que mientras trabajaban en el mantenimiento del emisario "nos dimos cuenta de que el agua se arremolinaba e impedía el flujo normal hacía el río" y precisó que el canal "va en paralelo a la avenida del Libertador", por lo que evitaría que se acumule agua cuando llueva en esa zona.

Aunque no fue identificado, de acuerdo a una inspección que realizaron los buzos, sería una embarcación carguera y a vapor de aproximadamente 1930, "de unos 45 metros de eslora, con casco de acero remachado, que estaría probablemente en reparación en el muelle y que quedó a la deriva" en esa época.

 

 

Los buzos comenzaron la semana pasada a dividir la estructura de hierro para obtener piezas "manejables" con el objetivo de facilitar el trabajo de la grúa.

"Como el agua es oscura los buzos tiene que manejarse a ciegas y utilizan sus manos para guiar las máquinas de corte", explicó Carla Vidiri, integrante del equipo de buzos, quién precisó que la embarcación, que se encuentra a 3 metros de profundidad, "es irrecuperable".

"Sabíamos que estaba ahí pero había que bucear, analizarlo, ver la mejor forma de sacarlo", comentó Vidiri, que explicó que los trabajos se hacen "lentamente" debido al peso del casco.

La extracción del barco hundido, que comenzó ayer cerca de las 11.30, tardará al menos 10 días y forma parte de la obras de limpieza del tramo final del biducto que deberá recuperar su capacidad original en los dos conductos de 4,65 x 3,59 metros.

"La limpieza de los pluviales es algo que realizamos todos los días del año. Verificamos los conductos y los desagües de la ciudad para que el curso de agua fluya correctamente. Con el retiro de este barco vamos a mejorar la desembocadura de este biducto y el drenaje de la cuenca de la zona de Retiro",aseveró Macchiavelli.

Desde el ministerio de Ambiente y Espacio Público precisaron que la limpieza del biducto incluye quitar los sedimentos de 1.200 metros lineales del conducto, desde la desembocadura hasta el ingreso a la Villa 31, con una máquina que trabajará sumergida para no interrumpir el escurrimiento normal de la cuenca, por lo que se se necesita construir 9 cámaras de acceso a 5 metros de profundidad en el lugar.