Estilo Domingo, 15 de abril de 2018 | Edición impresa

Emiliano Brancciari: “Siempre pensamos en superarnos”

El líder de No Te Va Gustar habla antes de su presentación el próximo sábado en el Auditorio Bustelo.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

“Hoy no tenés que esperar a tocar en vivo para saber qué es lo que ocurre. Las redes son un termómetro importante, entonces sabíamos que el disco gustó mucho y la gente que tal vez nos escuchó en otro momento, nos volvió a escuchar con este material”, sentencia Emiliano Brancciari sobre las repercusiones de “Suenan las alarmas”, el décimo disco de estudio que lanzó con su banda No Te Va Gustar (NTVG) en tres formatos: CD, vinilo y digital en junio del año pasado. Con ese disco en marzo iniciaron una gira por Argentina.

El sábado 21 de abril será el turno del regreso al auditorio Ángel Bustelo, un escenario que los vio crecer en Mendoza, para presentar el nuevo álbum y desempolvar algunas canciones de hace un tiempo.

En su visita previa a la provincia, el cantante de la banda uruguaya charló con Estilo sobre el presente y otras novedades.

Rock con impronta internacional

Después de 24 años de carrera, No Te Va Gustar apostó a lo distinto. Discos en vivo, el documental “El verano siguiente” y “El tiempo otra vez avanza” (2014), marcaron la etapa más reciente.

Pero desde 2016, los charrúas volvieron a su estudio El Elefante Blanco en Montevideo y comenzaron a trabajar en lo que hoy es “Suenan las alarmas”.

Doce canciones escritas por Brancciari, que están empapadas por lo vertiginoso de la realidad latinoamericana, la incertidumbre, el descrédito a la política, la corrupción y los cambios sociales. Ya lo esboza el tema que le da nombre al disco: “Suenan las alarmas, huele a corrupción, qué te hace pensar que sos mejor que yo”.

Pero claro, está la impronta de Héctor Castillo. El talentoso productor venezolano, cuatro veces ganador del Grammy Latino, estuvo a cargo de la producción artística del álbum grabado entre Montevideo, Romaphonic de Buenos Aires, White Water Music de Nueva York y Bass Station de Brooklyn.

Castillo (productor de Gustavo Cerati, Los Fabulosos Cadillacs, Aterciopelados o David Bowie) puso su estilo logrando un material que potencia el rock que caracteriza a la banda. 

-¿Las canciones nacieron de una manera conceptual o se fueron dando naturalmente?

-Se fueron dando al hacer las canciones y dio la casualidad de que las que más nos gustaron tenían ese tipo de letra, consistencia, bastante frontales.

Se fue formando un concepto en base a las canciones que nos parecían que tenían que estar. Obviamente refleja los dos años y medio de producción, en el marco de los tiempos turbulentos actuales.

-No son una banda que se tome licencias largas para grabar un disco, ¿es una política interna o una necesidad?

-No, se da solo. Es una energía del grupo, de cada tanto hacer cosas nuevas. Es una cuestión motivacional, de ofrecerle al público algo distinto. Las canciones se van acumulando. No es una estrategia, tiene que ver con una necesidad nuestra de cambiar y darle algo nuevo a la gente y a nosotros. 

-¿Qué tanto tuvo que ver Héctor Castillo en la producción?

-Mucho, en el sonido más que nada. Nos ayudó a tener un disco con un sonido más internacional y nos convenció de grabar desde el primer día de ensayo. Que todo estuviera microfoneado para que lo registren. Y quedó la frescura de esos primeros ensayos. No nos parecía algo viable, pero después quedamos conformes. Antes ensayábamos mucho, probábamos y después grabábamos. En este caso se grabó durante las pruebas.

-¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar con él?

-Primero que nada, por los discos de Cerati. Nos gusta su sonido y justo hizo el último trabajo de los Cadillacs. Y obviamente por su experiencia, y fue una gran elección.

-¿Cómo será el show de esta gira?

-En la medida en que se van agregando discos es muy difícil hacer shows cortos y nos gusta tocar, que haya muchos climas, que no falten los clásicos, porque es algo que la gente espera. Y que no falte lo nuevo tampoco, porque es lo que da aire fresco y nos mantiene motivados. Es un balance que tenemos que mantener entre los clásicos, las canciones que no tocamos hace tiempo y mechar el disco nuevo. 

Seguir en pie

No Te Va Gustar lleva con grandeza sus más de dos décadas en la música. Sin quiebres internos, la sangre y el temple charrúa no los hace perder el foco y mantienen los pies en la tierra, aunque han conquistados escenarios de Estados Unidos, Europa y son una de las bandas más convocantes del rock. 

-Recorriendo un poco la carrera de la banda se han mantenido en el tiempo y el público sigue creciendo, algo que otros grupos no pueden lograr, ¿ustedes cómo lo viven?

-Tenemos mucha suerte y también es producto de mucho trabajo. El hecho de generar empatía es algo que no se puede manejar, se da o no se da. Y tenemos la suerte de que la gente disfruta de nuestros shows en vivo y quiere ir. Además de que el espectro de público es muy amplio y se va renovando. 

-Llevan muchos años juntos y sin distancias en el medio, ¿hay alguna clave para mantener ese equilibrio en una banda?

-Hay varias claves. Primero el grupo humano, que es vital y está adelante de todo: cuidarnos entre nosotros. Más allá de que, como en cualquier familia, pueda haber discusiones, pero intentar arreglar las cosas. Y obviamente lo artístico, eso es primordial. Siempre pensamos en superarnos y no en el dinero, ni en la cantidad de público que podamos convocar. Pero lo más importante es que nos guste lo que estamos haciendo, estar convencidos de lo que hacemos.

-Tampoco tienen una pose rockstar y manejan otra sintonía, pese a su convocatoria. 

-Sí, la limusina me dejó en la esquina (ríe). No, en realidad tiene mucho que ver que vivamos en Uruguay. Montevideo tiene otro ritmo, es como una ciudad del interior y vivimos como gente normal, hacemos los mandados. Nos gusta así y lo disfrutamos. También vamos a ciudades donde estamos empezando de cero y no tenemos ningún problema en adaptarnos.

-¿Se hace difícil con el tiempo prepararse para una gira?

-Estamos preparados para lo que sea. Tenemos que tocar y convencer a la gente tocando. Y confiamos mucho en nuestro repertorio, cómo somos arriba del escenario, y eso es lo que nos llevó a tocar en distintos países. Y está eso de que cuando vamos a tocar por primera vez a alguna ciudad es un desafío nuevo para nosotros. Pero también está buenísimo tocar donde la gente nos espera.

La ficha

NO TE VA GUSTAR TOUR 2018 SUENAN LAS ALARMAS

Día y hora: sábado 21 de abril, a las 22.

Lugar: auditorio Ángel Bustelo (Virgen del Carmen de Cuyo 610).

Entrada: $ 500. En Locales Ficción, Tarjeta Nevada (Las Heras 419, Ciudad), La Casa del Sheik (Maipú) y www.tuentrada.com.