Policiales Martes, 13 de febrero de 2018

José Patricio Molina, el remisero acusado por el triple crimen de Guaymallén

Tenía una relación con Mayra, una de las víctimas. El presunto asesino apareció muerto horas después.

Por Redacción LA

El principal sospechoso del triple asesinato de esta madrugada en Guaymallén en el que murieron Mónica Outeda (51), Mayra Bueno (25) y Lautaro Valentino Vega (7); abuela, madre y nieto, apareció muerto esta mañana.

El hombre se llamaba José Patricio Molina y tenía 39 años. El sospechoso también se hacía llamar José Giménez.

Molina tenía una relación amorosa con Mayra , una de las víctimas, desde hace unos cinco meses. Según los allegados, el hombre tenía un auto en el que hacía servicios de remís y ella era maestra jardinera. Las compañeras de trabajo de Mayra aseguraron que nunca vieron señales de violencia entre ellos y que él la llevaba todos los días en auto a la escuela.

Por su parte, la consuegra de Mónica dijo que Mayra se había alejado de la familia desde que empezó al relación con Molina y que el hombre tenía una doble vida e identidad.