Sociedad Sábado, 11 de noviembre de 2017 | Edición impresa

El mate va ganando espacios: de la ronda a los bares y el maridaje

Esta infusión ha conquistado lugares antes impensados: desde cartas de cafeterías y tiendas de diseño hasta concursos de sommeliers.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

El mate es esa infusión que se puede tomar solo, apenas uno se levanta, para acompañar las tareas del hogar o hacer más llevadero el estudio. Pero sobre todo es una bebida que se comparte, en rondas de familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Desde siempre se ha tomado en los hogares y ha sido, para muchos, un infaltable de los días al aire libre. Pero hace un tiempo ha ido ganando otros espacios en los menúes de cafeterías, en las tiendas de diseño y hasta en degustaciones de sommeliers.

Sobre las mesas de La Cafetería Argentina, ubicada en La Barraca Mall, se aprecia una carta con fileteado y una de las opciones que aparece es el mate con sopaipillas, pastelitos, churros, medialunas o tortitas.

La bandeja, de madera rústica y con asas de hierro, viene con un mate con base alta, una pava labrada y dos recipientes de madera para la yerba y el azúcar. 

 

 

Adrián Choque explicó que el local busca ofrecer propuestas típicas argentinas y por eso el mate no podía faltar. Lo que recomiendan, señaló, es que cada juego se comparta entre 3 o 4 personas.

Las principales adeptas son las mujeres y, en segundo lugar, las familias. “En general, el café se toma al paso, así sea para el desayuno. En cambio el mate es para quedarse un tiempo largo, para el reencuentro”, comentó. Y agregó que también suele ser elegido en grupos grandes que van a celebrar un cumpleaños. 

Otro comercio gastronómico que decidió sumar la infusión a las opciones de los clientes es El Porvenir, un bodegón y rotisería situado en Olegario V. Andrade y Paso de los Andes, de la Quinta Sección. En lo que a cafetería se refiere se puede optar, además de por un café o un té, por un equipo de mate, que suelen compartir los grupos de amigos.

Daniela explicó que uno de los tres dueños es muy “matero”. Le gusta llegar y pedir un juego, por lo que estima que eligió ofrecer lo que él buscaría en un café. “Tiene buena salida para las reuniones más relajadas, no de trabajo. Pasan un buen momento y se cuelgan, porque el café o el té se terminan, pero la pava se vuelve a llenar”, indicó y coincidió en que quienes suelen pedirlo son mujeres, aunque los hombres acompañan. 

 

 

Variedad de diseños

Al tradicional mate de madera, que se puede encontrar realizado con gran diversidad de árboles, se le han incorporado variedad de materiales y, sobre todo de diseños. En la tienda Malaquita, en La Barraca, los hay de vidrio, cerámica, polipropileno, silicona, melamina y la clásica madera; excepto el último, los otros vienen en una amplia gama de colores. 

Mari reconoce que los juegos de mate ocupan un importante sector del local. Los más completos vienen con el bolso, el termo, el mate y latas para la yerba y el azúcar, todo con el mismo diseño. Y a partir de ahí hay variedad de opciones.

Pero también tienen artículos novedosos: hay un mate que cambia de color con el agua caliente, otro que se vacía fácil -al sacar la bombilla sale la yerba usada-, y al ya conocido “mate listo” se sumó recientemente el “mate auto cebante”, con una manija que se aprieta para que suba el agua de la parte inferior a la superior, donde está la yerba. 

La vendedora comentó que no hay un grupo definido que busque mates, ya que los compran hombres y mujeres de todas las edades. Cada tanto, además, reciben la visita de algún coleccionista, que se lleva o encarga aquellos que le interesan. 

 

 

Degustaciones

El martes se hizo viral el audio de Whatsapp de una mujer que criticaba a sus vecinos de un exclusivo country en Tigre y los calificaba de “bestias” y “grasas”, entre otros motivos, por tomar mate.

Las reacciones de los fanáticos de esta infusión no demoraron en copar las redes para reivindicar la bebida. Y ayer, cuando se celebró el Día de la Tradición, varios consideraron que un modo de festejarlo era compartiendo una foto en la web de un buen mate. 

Lejos de esta calificación, la infusión ha sabido ganarse un lugar en el refinado universo de la sommelería. En marzo, visitó la provincia para presentar su libro la sommelier misionera Karla Johan, quien se ha especializado en esta bebida.

“El libro de la Yerba Mate” es una completa introducción al mundo de la yerba, que incluye cómo se elabora, características de degustación de las principales marcas y cuál es el mejor modo de prepararla. La publicación se encuentra en las librerías compartiendo estante con otras sobre el café y el té, demostrando cómo el mate ha conquistado espacios que antes le resultaban muy ajenos.

 

 

Mateada contra el audio de Whatsapp

Como una suerte de respuesta al audio de una cirujana de Nordelta que se viralizó y en el cual se refiere de forma peyorativa a las personas que toman mate, vecinos de esa zona de countries de Buenos Aires y de Mar del Plata realizarán hoy una gran mateada.

Las dos convocatorias circulan desde hace días en Facebook y buscan apoyar la tradicional infusión criolla. Una de ellas convoca a los vecinos de Nordelta para hoy a las 5 de la tarde. “El sábado vamos a tomar mate a Nordelta, con reposeras y perros. Llevamos música, alegría, mandarinas y risas”, sostiene el texto de Facebook que invita, irónicamente, que vayan a todos aquellos que “no son normales, sin algunos códigos de estética visual y moral”, en alusión a los audios de la mujer. El evento, titulado contaba ayer con más de 25 mil interesados en asistir.

La otra mateada será a las 3 de la tarde, en Mar del Plata, en la Bristol, la playa a la que se refiere la mujer en forma despectiva en el audio. “La idea es clara: hacer lo que siempre los marplatenses hacemos…   vamos a la costa a tomar mate, pero en esta oportunidad vamos a la Bristol y esperamos a todos... mate, familia, algo para picar y disfrutar de nuestra hermosa ciudad”, afirmó al sitio Mardelplataok.com Adrián Maucci, comunicador marplatense y el creador del evento en Facebook contra la ya famosa “cheta de Nordelta”.

 

 

¿Conflictos de clase y de convivencia en los barrios cerrados?

Exceso de velocidad, perros sueltos y travesuras de adolescentes son los principales conflictos que se dirimen entre residentes de countries y barrios cerrados, según Alberto Lores Arnaiz, presidente de la Federación Argentina de Clubes de Campo (FACC), quien negó que las diferencias entre clases sociales constituyan un problema. 

Los problemas de convivencia dentro de esas urbanizaciones quedaron expuestos tras viralizarse esta semana el audio de una mujer que se quejaba de sus vecinos de Nordelta, a quienes calificaba como “bestias” por tomar mate sentados en reposeras y junto a sus perros. 

“Todos toman mate y a nadie le molesta ni hay comentarios al respecto”, dijo sin embargo Lorez Arnaiz, quien calificó el audio difundido como “inverosímil” y aseguró que “no existe conflicto entre clases en los barrios cerrados”.

Para el presidente de la FACC, “los problemas de convivencia tienen que ver con que la gente circula dentro del barrio excediendo el límite de velocidad, que suele ser de 20 o 30 kilómetros por hora; con los animales domésticos que andan sueltos, y otro conflicto, más excepcional, son las travesuras a veces algo vandálicas de jóvenes adolescentes, que aturden con el ruido de las fiestas o circulan de noche en moto”. 

 

 

El audio de la mujer que aseguraba haber comprado un monoambiente por 200.000 dólares en el complejo de la zona de Tigre, en el norte bonaerense, generó múltiples memes, críticas y la convocatoria a mateadas con perros y reposeras para hoy en ese lugar y en la playa Bristol de Mar del Plata, mencionada por ella despectivamente. 

En una postura opuesta a la de Arnaiz, un hombre de 37 años que hace 13 trabaja como gerente en distintos countries del norte bonaerense, sostuvo que el conflicto por el mate es “típico” en estos barrios, así como la “competencia” entre la clase alta y la clase media, que “conviven” en estos espacios. 

“El mate trae charlas, risas, y ahí todos quieren estar en silencio, concentrados en su tablet o en su libro, sin ver grupos. Si hay grupos son muy discretos”, contó el gerente, quien prefirió no revelar su identidad. 

“El de clase media pone el ténder en el patio; he recibido quejas por eso, porque el del patio de al lado no quiere ver la ropa”, contó el hombre, y agregó que lo resolvió agregando al reglamento un artículo que establece que la ropa debe ser tendida en espacios cerrados para que no se vea. 

Para este gerente, quien además es psicólogo, los barrios cerrados son una gran familia donde todos saben quién es quién y están pendientes del otro, en lo material y en lo personal, porque no sólo es importante dónde se viaja o qué autos se pueden comprar, sino también son tema de conversación las infidelidades, las preferencias sexuales y los problemas de adicción. 

 

 

“La propiedad privada se borra, el barrio es una casa donde todo se sabe, quién bebe o quién tiene una adicción. En una ocasión recibí quejas porque un propietario corría por el barrio y tocaba las puertas pidiendo auxilio porque creía que lo querían matar”.

La mujer, que en el audio de Whatsapp dice ser cirujana, se dirige a Michelle, su agente inmobiliario, para quejarse del comportamiento de algunos de sus vecinos, quienes atentan contra su “estética moral” tomando mate al lado del lago. 

Durante la semana, el audio se viralizó y al mismo tiempo se hicieron innumerables memes, como el que muestra una foto de un libro de formato antiguo titulado “Código de estética moral y visual”, publicado por la “editorial Nordelta”. 

Ayer, el empresario Eduardo Constantini, creador de Nordelta, habló con la prensa y valoró la “reacción de los nordelteños”, quienes en su mayoría “reaccionaron en contra” de la actitud de la mujer, ya conocida como “la cheta de Nordelta”, en una “clara señal de inclusión”.