Sociedad Jueves, 12 de octubre de 2017

Con el lago del Parque Central renovado, volvieron los peces

Tras las tareas de limpieza y vaciado, coloridas carpas regresaron al espejo de agua. Sacaron 250 camionadas de barro.

Por Zulema Usach - zusach@losandes.com.ar

Desde que el Parque Central fue inaugurado el 15 de octubre de 2005, el espejo de agua destinado a equilibrar el entorno del lugar al que visitan mendocinos y turistas a diario, había sido mantenido pero nunca vaciado ni limpiado a fondo. 

Justamente, en junio pasado, la Municipalidad de Capital inició una serie de trabajos para renovar el lago, entre los que se incluyó el retiro al menos 200 ejemplares de carpas de colores que desde ese entonces permanecieron en el Acuario Municipal. El intendente Rodolfo Suárez explicó que cincuenta de éstos peces tendrán destino en el lago del Parque General San Martín, mientras que los restantes serán introducidos en las aguas  renovadas del espacio verde más importante de la ciudad, de manera paulatina. “Todos los ejemplares están en muy buen estado”, dijo el intendente a horas de haber reintegrado a  20 peces al hábitat donde crecieron. La actividad se efectuó por la mañana junto a alumnos del Municentro del Barrio La Favorita. 

 

 

Las tareas para poner a punto el espejo de agua de 7 mil metros cuadrados no fueron sencillas. Sólo para vaciarlo, fue necesario quitar la tierra de embanque (que en total llenó 250 camiones) y limpiar la base construida en piedra bola. También se  extrajeron alrededor de 10 toneladas de basura, barro, hojas y residuos de toda clase. Como parte de las obras, informó la comuna, se colocó un sistema lumínico nuevo, de manera que las fuentes circundantes se luzcan a la mirada de los paseantes.

Para llenar el lago, fue necesario confeccionar una pileta de decantación de manera de evitar que el barro se entremezcle con el al agua, o cualquier tipo de residuo que pudiera contaminarla. La reparación de la bomba de riego de todo el Parque Central y el recambio de todas las luminarias, también formó parte del plan de refuncionalización   programado por el Municipio. 

Para más adelante, la idea es que en el espacio donde hoy hay galpones, se habilite un sitio amplio destinado al arte, donde está programado realizar talleres, conferencias y exposiciones. Se sumará la apertura de un café para que los paseantes puedan sentarse unos momentos a descansar y pasar un buen rato. “También queremos avanzar en la mejora de los juegos y se incluirán unos 200 ejemplares de acacias y moras”, entre otras especies.