Muy Tecno Martes, 7 de noviembre de 2017

El iPhone X es un éxito pero Samsung resalta los defectos de Apple en una nueva publicidad

La firma surcoreana ha lanzado un comercial que le pega al iPhone donde más duele aunque con bastante humor y omitiendo los errores propios.

Por Redacción LA

En el amor y en la guerra todo vale, reza el viejo dicho y aunque sabemos que no debe ser así, entre las grandes marcas parece ser el lema que siguen a rajatabla. Un nuevo comercial de Samsung hecho exclusivamente para mostrar todos los defectos de Apple es el último golpe en la eterna guerra entre las empresas.

Hace pocos días el nuevo iPhone X y su revolucionario Face ID se volvieron un éxito de ventas. El nuevo smartphone fue el dispositivo perfecto de Apple para celebrar los 10 años que cumplió el iPhone desde que salió  al mercado. Este lanzamiento movilizó, como siempre, a los fans de la marca creada por Steve Jobs que se instalaron durante días frente a las tiendas para poder comprar el nuevo teléfono que, además, es el más caro de la historia: 1.000 dólares.

A pesar de la gran demanda y el alto precio, el teléfono es un éxito de ventas y Samsung aprovechó la ocasión para sacar provecho con un nuevo comercial.

 

 

La publicidad se enfoca en los grandes defectos del iPhone en los últimos diez años y resalta su escasa memoria, su falta de resistencia al agua o su necesidad de cables extras para cargarlo y enchufarle auriculares. Los que tienen iPhone se reirán pero también se sentirán identificados con el padecimiento del protagonista.

Muy divertido por parte de Samsung -sobre todo cuando aparece un fan con peinado de iPhone X- pero la compañía omite sus propios fiasco como las baterías que estallaban o esconde lo que posee antes que otras marcas, como el reconocimiento facial, pero que Apple logra mejor.

Más allá de la humorada, impecablemente realizada por cierto, las marcas son enemigas pero también socias: mientras se pelean en la Justicia por derechos de patente, Apple depende de Samsung para sus pantallas.

Tampoco es la primera vez que Samsung promociona sus propios productos atacando abiertamente a Apple. En el lanzamiento del Galaxy S3 el recursos fue similar al actual y también apuntó al humor.