Mundo Domingo, 8 de octubre de 2017 | Edición impresa

El huracán Nate se acerca a EEUU tras hacer estragos en Centroamérica

Ya causó 28 muertos en Nicaragua, Costa Rica y Honduras. Anoche estaba ingresando en Nueva Orleans.

Por Agencias

El huracán Nate se fortalecía ayer en su trayectoria hacia la costa de Estados Unidos, donde debía golpear anoche como categoría 2, tras dejar al menos 28 muertos y cuantiosos daños en Centroamérica.

Nueva Orleans, devastada por el huracán Katrina en 2005, que dejó centenares de muertos, y otras ciudades ubicadas en la costa del Golfo de México, están bajo advertencia. “Nuestro superequipo de FEMA (la agencia federal de gestión de emergencias) está preparado para el huracán Nate.

Todo el mundo en Luisiana, Mississippi y Florida, por favor, escuchen a las autoridades locales y cuídense”, escribió ayer a la mañana en Twitter el presidente Donald Trump, que ya tomó medidas para liberar ayuda federal si el caso lo amerita.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes estadounidense, ayer a las 18 hora local, el ojo de Nate se encontraba a 170 kilómetros al sureste de la boca del río Mississippi, y su velocidad se aceleraba a 40 km/h.

Sus vientos también se reforzaron hasta alcanzar 150 kilómetros por hora, y “será un huracán categoría 2 cuando toque tierra en el litoral central del Golfo”, advirtió el NHC. Esto implicaría vientos de al menos 154 km/h, según la escala Saffir-Simpson, que llega hasta el 5. 

El NHC estima que las inundaciones provocadas por el huracán puedan llegar hasta los 3,35 metros en algunas zonas y advirtió de “una marejada ciclónica peligrosa”.

Nueva Orleans emitió un toque de queda obligatorio a partir de las 18 hora local de ayer, y también se emitieron órdenes de evacuación para algunas zonas de esta ciudad situada por debajo del nivel del mar. “Nuestra peor amenaza no es necesariamente la lluvia, sino fuertes vientos y oleajes”, dijo el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu.

En tanto, en México, donde no esperaban el impacto directo de la tormenta pero sí que deje fuertes precipitaciones, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, suspendió las clases a partir del viernes y pidió “no bajar la guardia”. Luis Felipe Puente, coordinador mexicano de Protección Civil, también recomendó “evitar realizar actividades acuáticas, turísticas y recreativas” en el turístico Quintana Roo.

 

Devastador paso

Costa Rica, Nicaragua y Honduras, los países más golpeados por Nate cuando aún era tormenta tropical, comenzaban a evaluar los daños tan pronto las lluvias parecían dar una tregua.

La tormenta dejó 13 muertos en Nicaragua -entre ellos un menor de 16 años-, 10 en Costa Rica y tres en Honduras, según autoridades.