Vecinos Miércoles, 31 de enero de 2018 | Edición impresa

El Hospital de Luján sigue demorado y costará casi el triple

Comenzó a ejecutarse en 2014, pero decayó el ritmo de trabajo y estuvo parado por meses. Ahora se estima que saldrá $133 millones.

Por Miguel Títiro - mtitiro@losandes.com.ar

Numerosos pobladores del sur del río Mendoza esperan desde hacer tiempo la inauguración del hospital de Luján, cuya obra está a medio hacer sobre el Acceso Sur, a metros de la calle Quintana, en el distrito de Perdriel.

Rodeado por una extensa malla de color verde, el proyectado nosocomio se encuentra con un avance de obra de 30%, cuando debería estar superando 45% de la ejecución.

Lo admitió el subsecretario de Infraestructura de la Provincia, ingeniero Daniel Chicahuala, quien atendió a este diario pese a encontrarse de licencia.

El funcionario comentó que el emprendimiento tiene muchos escollos y problemas financieros. Además admitió que la obra va a continuar, por ahora, bajo la realización de la firma que ganó la licitación, la empresa Danilo de Pellegrin SA.

La obra se inició durante la administración de Francisco Pérez, con un monto pautado en $ 47.201.685 y fue concebida para ser financiada junto con la Nación, que debería invertir alrededor del 40% del valor histórico de las instalaciones.

Pero por diversas razones, la realización del nosocomio se demoró más de la cuenta. Hace tiempo que debería estar en funcionamiento su primera parte, de consultorios externos, diagnóstico, urgencias, guardia médica y una base del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC), algo que todavía no ha sucedido. 

Como derivación de la falta de pago a los proveedores y otras circunstancias que operaron luego del cambio de mando en la Casa de Gobierno, el ritmo de obra decayó muchísimo, ya que al contratista no le cerraban los números para continuar con la construcción. Durante meses, el complejo hospitalario tuvo las características de una obra abandonada. En otras ocasiones, había muy poco movimiento de obreros.

En setiembre de 2017 se renegociaron los plazos de entrega y terminación de sectores. Se convino un plazo de 534 días calendario para finalizar el proyecto. Es decir algo menos de dos años para tener en servicio todo hospital, que tiene una segunda parte asignada a la internación de pacientes y atención de especialidades médicas.

Este rediseño del convenio de construcción también trajo aparejado un cambio de la inversión, y ahora la unidad asistencial tiene un costo de   $ 133.000.000, casi tres veces y medio más que el valor original. Este nuevo monto obligará a la provincia a intentar que la Nación reconozca la nueva realidad y aporte los millones que son necesarios para abrir las puertas del establecimiento.

Chicahuala consignó que la situación contractual es muy compleja y que aunque la idea primaria es que continúe la empresa actualmente asignada, una posibilidad que no se descarta sería rescindir el contrato y convocar a la compañía que salió segunda en el concurso inicial. O, todavía más extremo, llamar a una nueva licitación.

El subsecretario resumió: “La obra va a continuar, bajo la solución más adecuada con el menor costo posible para la provincia y sin descartar renegociar nuevos aportes nacionales para concluir el trabajo”.

También se arriesgó a adelantar que si sigue el actual adjudicatario y éste puede intensificar el ritmo de labores, la primera parte del asignado hospital podría entregarse en octubre de este año.  

Los vecinos de Perdriel consultados por este diario se mostraron entre ansiosos y malhumorados por la demora en la ejecución del nosocomio, ya que vieron los primeros aprestos de trabajo en 2014, con una expectativa de entrega del primer tramo de las instalaciones al cabo de un año. “Ya han pasado cuatro años y nadie puede atenderse allí”, dijo Roberto Stocco, dirigente vecinal de la calle Olavarría.

Tanto él como otros lugareños señalaron que muchas víctimas de accidentes viales ocurridos en las rutas nacionales 40 y 7, o en la provincial 15, podrían haber tenido una atención más inmediata de haber contado con este efector, evitando el traslado a otras unidades hospitalarias.