Policiales Domingo, 3 de diciembre de 2017

El hijo del ex juez Romano protagonizó un escándalo: le mostró los genitales a una agente

Viajaba como acompañante en un auto cuyo conductor fue detenido en Luján por manejar ebrio. Una amiga suya lastimó a una policía.

Por Redacción LA

Un hijo del ex juez federal Otilio Romano, condenado a prisión perpetua por su accionar como fiscal federal en la última dictadura cívico-militar, fue detenido esta madrugada en Luján tras protagonizar un escándalo. El hombre de 31 años viajaba en un auto cuyo conductor estaba alcoholizado. Le mostró los genitales a una inspectora de tránsito y una amiga suya le arrojó un zapato al rostro a una policía.

Habían pasado unos minutos de las 5 de la madrugada cuando los inspectores apostados en un control de tránsito municipal detuvieron la marcha de un Chevrolet Corsa de color rojo en el cruce de la rotonda del Corredor y la ruta 82, informaron fuentes policiales.

Pero, lejos de obedecer la orden de los inspectores, el conductor del auto evadió el control e intentó fugarse. Sin embargo, el vehículo fue detenido a unos metros.

El automovilista fue identificado como David Quiroga Troncoso (36). El test de alcoholemia que le realizaron arrojó un índice de 2,59 gramos de alcohol en sangre, por lo que los ocupantes del rodado fueron trasladados a la comisaría 47.

En la sede policial, los detenidos terminaron de “mostrar la hilacha”. Cuando los policías bajaron a los aprehendidos del patrullero, una mujer que también viajaba en el auto le arrojó uno de sus zapatos en la cara a una efectivo policial de apellido Martínez. La revoltosa fue identificada como Sofía Cafaro Stefanelli (30), quien fue reducida haciendo uso de la fuerza pública.

Pero los escandalosos y bochornosos hechos no terminaron allí. Nicolás Gabriel Romano -hijo del ex camarista y quien viajaba como acompañante en el Corsa- se bajó los pantalones y comenzó a exhibir sus genitales a una inspectora municipal de tránsito mientras se los tocaba.

La auxiliar agredida con un zapato fue trasladada al centro de salud 31, donde se constató que presentaba traumatismo en el pómulo izquierdo.

De acuerdo al relato de las fuentes consultadas, Quiroga y Romano trabajan en el Juzgado Federal. Pero ahora deberán responder ante la Justicia provincial por los desmanes protagonizados.