Policiales Martes, 13 de febrero de 2018

El hermano de la nena baleada en San Rafael cumplía arresto domiciliario

Buscan establecer quien accionó el arma y de donde salió. El hermano de 19 años es el más complicado y sigue detenido. La niña sigue grave.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

Mientras Brenda, la niña de 12 años que llegó al hospital de San Rafael con un disparo en la cabeza, sigue con pronóstico reservado, la Justicia intenta establecer lo que sucedió en la mañana de ayer en vivienda de la Isla del Río Diamante. De los hermanos detenidos, el único que continúa en la comisaría 38 es el de 19 años, que confesó que el arma es suya y que estaba cumpliendo prisión domiciliaria.

Desde la dirección del hospital Schestakow informaron que, después de extraerle el proyectil que estaba alojado en el cerebro, las 72 horas siguientes a la intervención quirúrgica son cruciales para la niña. En consecuencia, Brenda continúa internada en la unidad de terapia intensiva pediátrica, en coma inducido y está con asistencia respiratoria mecánica. 

Si bien presumen que la niña puede haber estado manipulando el arma y se disparó accidentalmente, no descartan otras hipótesis. La fiscalía solicitó las pericias a Policía Científica para aclarar ese punto clave y aguardan que estén concluidas en las próximas horas. 

El resultado de la búsqueda de residuos de pólvora y los metales que toda arma deja tras un disparo y terminan en las personas, lo más común en la mano, o en las superficies cercanas, será determinante para el futuro procesal de los familiares cercanos a la nena.

De los hermanos detenidos, el menor de 17 años fue restituido a los padres pero el hermano de 19 años permanece detenido en un calabozo de la comisaría 38 y es el más complicado porque aseguró que el arma es suya.

Sin embargo, esa versión no convence a los investigadores y más cuando el joven estaba con una pulsera electrónica cumpliendo con arresto domiciliario por robo. En principio le endilgarían tenencia ilegal de arma de fuego. 

“Puede ser que la nena haya estado con el arma y se disparó, pero también que alguno la haya estado manipulado. Además, ¿de dónde sacó el arma una persona que está con arresto domiciliario? Ya hay una tenencia ilegal de arma pero podría aparecer una causa por encubrimiento o robo una vez que se sepa de donde proviene”, comentó una fuente policial.