Fincas Miércoles, 7 de febrero de 2018

El Gobierno intentará excluir al aceite de oliva del acuerdo con la Unión Europea

Preocupa la desventaja competitiva que tienen los productores locales frente a los exportadores de España y Portugal.

Por Redacción LA

El parlamentario del Mercosur, Gabriel Fidel, se dirigió al ministro de la Producción, Francisco Cabrera; al ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere y al ministro de Relaciones Exteriores y Culto, embajador Jorge Faurie con el fin de solicitarles una reunión y transmitirles su preocupación y la del sector olivícola de Mendoza respecto de la inclusión del aceite de oliva extra virgen (posición NCM 1509.10.00) en las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea.

Fidel aseguró que “el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, representará un avance para Argentina y significa una gran oportunidad para las economías regionales”. Sin embargo, advirtió que “el mismo presenta riesgos para algunas cadenas de valor, entre ellas la olivícola".

“Actualmente el sector atraviesa una coyuntura compleja como resultado de las malas políticas macroeconómicas pasadas, que llevaron a un fuerte aumento del costo de la actividad, produciendo una pérdida de mercados externos frente a otros competidores como Portugal, España e Italia. Frente a dicha situación el mercado externo se restringió a los envíos a Brasil, unos pocos embarques de alta calidad a Canadá y los Estados Unidos y la venta de graneles a países que coyunturalmente tengan afectadas su producción”, comentó Fidel.

Durante 2017, Brasil importó aceite de oliva por U$S 330 millones FOB. Argentina fue el tercer proveedor de ese mercado, quedando por detrás de Portugal y España, con ventas por U$S 26 millones FOB. Cabe destacar que actualmente el aceite extra zona cuenta con un arancel del 10% para su ingreso a Brasil; mientras que para ingresar a Argentina tributa un arancel del 31.5%, establecido en el año 1.999, luego de comprobar la existencia de dumping del aceite de oliva proveniente desde Europa.

Por lo tanto, si se incluye al aceite de oliva en el acuerdo de libre comercio, ambos aranceles deberán ser eliminados y la desventaja competitiva de los productores mendocinos quedaría expuesta. Por ese motivo, los exportadores han buscado apoyo en las autoridades provinciales para lograr una intervención a su favor en la negociación. Algunos representantes del sector hablaron incluso de “la desaparición de la industria”, si se establece el libre comercio de aceite de oliva entre ambos bloques económicos.

“Trabajaremos con las autoridades nacionales a fin de llegar al mejor resultado posible, tanto para las necesidades de la Nación como de las economías regionales”, se comprometió Gabriel Fidel.