Vecinos Miércoles, 27 de diciembre de 2017

El conflicto con la firma La Colina de San Rafael parece no tener fin

Obreros de la fabrica siguen con el paro luego de que fracasara la reunión entre Gobierno y la empresa, que debe sueldos desde noviembre.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía SurLA

Los trabajadores de la firma La Colina, en San Rafael, siguen con medidas de fuerza luego de que la reunión entre el titular de la empresa, Walter De Pellegrin, el síndico que lleva adelante la convocatoria y representantes del Ministerio de Economía de Mendoza, no llegara a buen puerto. 

El Gobierno mendocino exige garantías de tipo personal para bajar un crédito de 20 millones de pesos y desde el sector empresario respondieron que no lo pueden cumplir.

Mientras tanto, el personal efectivo recibió solo una promesa de cobrar lo que le deben, pero de noviembre, en cambio la posición de los empleados temporarios es más simple y difícil, continúan en la incertidumbre de no saber si podrán trabajar.

Lo único que no varió un ápice es la postura de los obreros que continuarán con las medidas de fuerza iniciadas días atrás. “No tenemos nada”, esa fue la reflexión que lanzaron los empelados cuando les transmitían las últimas noticias.

Desde que se desató el conflicto, el Estado ofreció financiamiento por medio de Mendoza Fiduciaria para que La Colina haga frente al pago de los salarios adeudados y pueda adquirir los insumos necesarios para comenzar a elaborar.

Los fondos están disponibles y en solo 72 horas pasarían a la cuenta de la empresa, pero el proceso no es tan sencillo cuando se habla de requisitos.

El gobierno exige que presenten un plan de trabajo y de devolución del crédito, que mantengan la planta de personal (efectivo y temporario) y el punto que más rispideces generó fue cuando hablaron de garantías.

La provincia no aceptará nada que esté a nombre de La Colina porque se encuentra en convocatoria de acreedores desde 2015, por lo tanto exigen que el respaldo del crédito se garantice con bienes personales. Del otro lado repitieron una y otra vez que no están en condiciones de cumplir con esa parte del trato.

“La pelota está en el lado del dueño, el pidió que se inicie todo el proceso y se cumpla con toda la documentación pero si no pone las garantías que le piden, por más papeles que presente no va a venir un peso”, explicó Ricardo Bertero, secretario general del Sindicato de la Alimentación.

“Le dije como podía hacer con las garantías, pero todo depende de él”, agregó Ricardo Ríos, el síndico que lleva adelante la convocatoria de La Colina.

Del cónclave que tuvo lugar en las oficinas de firma lo único que salió en limpio fue la promesa por parte de la empresa de cancelarle al personal efectivo el viernes que viene el sueldo de noviembre, del que solo abonaron $6.500 hasta ahora. Esa cifra equivale al 15% o 25% del salario total del mes, según la categoría del empleado.

“Van a vender uno valores y con ese dinero que entrará van a pagar lo que resta del sueldo de noviembre al personal efectivo”, confió el síndico.

En lo que respecta a los trabajadores temporarios, únicamente pueden esperar y rezar para que la planta se ponga en marcha y así tener trabajo en la temporada 2018.