Sociedad Martes, 14 de noviembre de 2017

A prepararse: se espera una primavera calurosa

El termómetro no baja de 35 °C desde el domingo en Mendoza. Mañana entra un frente frío pero luego volverá el calor.

Por Gabriela N. Sanchez - gasanchez@losandes.com.ar

Desde el domingo las máximas superan los 35 grados en Mendoza y aunque mañana se espera el ingreso de un frente frío que haga descender la temperatura, los especialistas pronostican una temporada estival calurosa con lluvias.

“La previsión para lo que resta de la primavera y el verano indica que van a continuar las condiciones que favorecen la ocurrencia de temperaturas por encima de los valores normales, lo cual estaría acompañado de mayores precipitaciones”, explicó el investigador del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (CCT-Conicet), Juan Rivera.

Con respecto a las continuadas jornadas de calor que se viven en la provincia desde el domingo y que algunos han llamado “ola de calor”, el doctor en Ciencias de las Atmósferas y los Océanos explicó que este tipo de fenómeno es típico del lapso que va de octubre a marzo.

“No es algo extraordinario tener un período muy cálido en el mes de noviembre en Mendoza”, comentó Rivera.

En este sentido, el especialista aseguró que en los últimos tres días “los valores de temperatura máxima estuvieron unos 6 grados por encima de los valores normales y los valores de temperatura mínima fueron también mucho más altos que el promedio para un día de noviembre”.

“Si bien no hay un cálculo de las temperaturas de Mendoza, es probable que se haya registrado una ola de calor entre los días domingo y martes”, agregó.

En tanto, para lo que resta de la semana se espera un descenso de la temperatura asociado al pasaje de un frente frío durante la jornada de mañana.

Qué es una ola de calor

Según comentó Rivera, para saber si hay una ola de calor es importante llevar un asiento histórico de las temperaturas de una ciudad.

“Para determinar el fenómeno hay que tener registros certeros de las temperaturas mínimas y máximas de la zona y analizarlas para saber si superaron un umbral definido”, explicó.

Además, aclaró que hay tres posibilidades para decidir si hay una ola de calor:

- que la temperatura mínima supere un determinado umbral

- que la temperatura mínima supere un determinado umbral

- que la temperatura máxima y la temperatura mínima superen un determinado umbral. Allí se habla de ola de calor extrema.

Las temperaturas deben superar el umbral durante al menos tres días seguidos.