Estilo Miércoles, 15 de noviembre de 2017 | Edición impresa

El arte te acompaña

En el Espacio de Arte de La Barraca Mall, se inaugura hoy una muestra muy especial: Tania Driban Molinelli expone junto a su hijo Iván.

Por Mariana Guzzante - mguzzante@losandes.com.ar

“No puede parar de dibujar y hasta dibuja en el aire”, cuenta la arquitecta y artista plástica Tania Driban describiendo a su hijo Iván.

A los tres años, a Iván le diagnosticaron autismo. Desde entonces, su madre recorrió el camino de todas las terapias posibles, convencionales y alternativas. Ahora que Iván tiene 13 y Tania asegura que nada resultó tan estimulante y efectivo para él como el arte. Y sí, primero fueron las plastilinas y la pizarra blanca, luego la tableta digital. 

Nieto de la gran escultora Eliana Molinelli, y quizá por haber palpitado el arte desde antes de nacer, Iván dibuja intuitivamente todo lo que le surge o le piden: animales, profesiones, caras, momentos.

El asunto es que, ahora que su hijo termina la primaria con acompañante terapéutico, Tania no encuentra una institución especializada para que desarrolle su talento y potencialidades. Claro que lo ha recorrido todo, pero lamenta que ningún colegio esté, aquí en Mendoza, enfocado en la diversidad de chicos con TEA (trastorno del espectro autista). Hay centros educativos terapéuticos, pero acaso no están profundamente dedicados a explorar y estimular el aspecto artístico. “Así que, como tantas otras mamás, estamos intentando visibilizar esto”, dice.

El primer paso es despejar la ignorancia. Tania conoce la mirada de los otros. “Pasa también con los chicos que tienen síndrome de Down” –consiente– “y lo ves por ejemplo en el supermercado: la gente no sabe cómo reaccionar ni qué esperar. Y por eso miran de lejos o, sobre todo los otros chicos, se ríen”. 

Iván habla poco. Aletea, a veces es inquieto y, siempre, hipersensible. Mientras Tania las enumera, pensamos que esas son algunas de las características que comparten los grandes artistas.  “Y si bien hay algunos tips para reconocer a los chicos con autismo, cada uno es un universo”, explica. 

El universo de Iván está poblado de formas y colores. Por eso, cuando Tania preparaba como desde hace 12 años su muestra anual, decidió que esta vez la hicieran juntos: madre e hijo en un diálogo propiciado por el arte. 

La exposición se denomina “No es la mirada,  sino cómo se mira”. Y en esa frase se sintetiza la percepción del autismo y de la creación, desde afuera y desde adentro.  

Y te acerca

Iván Furlani presentará más  de 100 trabajos digitales. Sólo parte de su inmensa producción. Además, en la inauguración de la muestra  se presentará su primer libro Teacompaña,  cuyo título hace referencia al trastorno del espectro autista pero también a la posibilidad de no sentirse solo, de apostar a la verdadera inclusión. 

“En esto la editorial Bambalí fue importantísima”, dice Tania. Y agrega: “Les llevé una serie de obras de Iván y la editorial quiso que formara parte de su equipo de ilustradores”. El libro Teacompaña, pues, está compuesto por las ilustraciones de Iván Furlani y textos de María Luz Malamud.  
Tania Driban Molinelli presentará  20 trabajos en acrílicos sobre lienzo. Esta vez, en relación al autismo. “Una mujer sola, un ser abstraído en su mundo, ese tipo de imágenes”.  

 La idea de este encuentro de arte es fundamentalmente concientizar a la sociedad   y ser a la vez un disparador en otros padres de  niños con esta  condición,  para que  alienten a sus hijos a  descubrir el talento oculto de cada uno de ellos. “Si cuando Iván tenía 5 años yo hubiera visto algo así, hubiese sido muy inspirador”, referencia la artista. 

Cada trazo de esta muestra, demostrará que el autismo no es una zona aislada y gris sino todo lo contrario. De hecho, el precoz dibujante estará en la inauguración trabajando en vivo, sobre pizarra digital. 

 

La ficha

Muestra: "No es la mirada sino cómo se mira".

Obras de Tania Driban Molinelli e Iván Furlani. 

Lugar: Espacio de Arte "La Barraca Mall".