Mundo Viernes, 12 de enero de 2018 | Edición impresa

El alud se llevó casas de las “celebs” en California

Una avalancha de barro y rocas arrasó con Montecito, donde viven muchas celebrities como Ellen DeGeneres y Oprah Winfrey.

Por AP / AFP?

Ascienden a 17 muertos y 28 heridos las víctimas por las avalanchas de piedras y barro mientras sigue la búsqueda de una veintena de desaparecidos y el rescate de centenares de afectados por las correntadas de lodo y escombros que ocurrieron tras las fuertes tormentas en Montecito, al noroeste de Los Ángeles, donde viven cientos de famosos como Oprah Winfrey.

El alguacil del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, confirmó que son 17 los muertos, y agregó que las brigadas de rescate trabajan sin descanso en la búsqueda de las personas reportadas como desaparecidas.

"Mientras tenemos la esperanza de que no suceda, creemos que este número (de víctimas mortales) aumentará mientras continuamos buscando personas que todavía están desaparecidas", señaló el alguacil.

Las correntadas se registraron como consecuencia de las fuertes tormentas que afectaron al norte y sur de California, precisamente las áreas más dañadas por los poderosos incendios de 2017.

Las avalanchas de escombros y lodo arrancaron de sus cimientos a varias viviendas de la zona la madrugada del martes, cuando el sector arrasado por el incendio forestal en diciembre recibió una gran cantidad de agua en menos de 15 minutos.

Por su parte, el Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara (SBCFD, por sus siglas en inglés) informó que cerca de 100 viviendas fueron destruidas y 300 más sufrieron daños.

Las autoridades responsabilizan de esta avalancha a Thomas, el mayor incendio forestal de la historia moderna de California, que consumió en diciembre 113.311 hectáreas, que quedaron sin vegetación la que ayuda a absorber la lluvia y servir de dique de contención.

Este fuego afectó especialmente ciudades como Montecito y Carpintería.

La orden de evacuación obligatoria se mantiene para cerca de 7.000 habitantes mientras que otros 23.000 evacuaron voluntariamente sus hogares.

El río de barro en algunos lugares alcanzó una altura de 1,5 metro, informó un portavoz de SBCFD, mientras más de 500 bomberos participan en los operativos de rescate.

El aluvión fue tan fuerte que cubrió parte de la importante Autopista 101, lo que obligó a la Patrulla de Carreteras a cerrarla al tráfico hasta la noche de hoy en un tramo de 50 kilómetros entre Santa Bárbara y Ventura, incluyendo el que atraviesa Montecito.

El área afectada es una de las atracciones turísticas de California y sus viviendas oscilan entre 1,4 y 4 millones de dólares, mansiones que habitan ilustres vecinos como las presentadoras de televisión Ellen DeGeneres y Oprah Winfrey y el actor Rob Lowe, entre otros.

Todos ellos estarán sin agua potable y electricidad "por un extendido período de tiempo", anunció la Oficina de Gestión de Emergencias del Condado de Santa Bárbara. 

Angustiante búsqueda de desaparecidos

Centenares de socorristas hurgaban ayer en medio del lodo hasta las rodillas y punzaban con varas para buscar cadáveres, mientras decrecían las esperanzas de encontrar a más sobrevivientes de los aludes de lodo que azotaron esta acaudalada ciudad en la costa. Las autoridades confirmaron que 17 personas han muerto y que otras ocho siguen desaparecidas.

Muchas familias esperaban ansiosamente noticias sobre sus seres queridos, de los que no han sabido nada desde la tragedia del martes. 

"Es una angustia esperar, esperar, sin saber qué vamos a encontrar. Tenemos que encontrarlos", dijo Kelly Weimer, quien estaba buscando a sus padres ancianos Jim y Alice Mitchell. La pareja desoyó las órdenes de evacuar y se quedó en la casa para celebrar el cumpleaños número 89 del marido.  Hubo gente que fue rescatada tras estar más de un día atrapada en su vivienda. 

Las autoridades del condado de Santa Bárbara causaron conmoción  cuando informaron que el número de personas desaparecidas había aumentado de 16 a 48 personas. Sin embargo, poco después dijeron que habían cometido un error administrativo 

Oprah Winfrey, una de las miles de afectadas por la avalancha 

La productora y actriz norteamericana Oprah Winfrey fue una de los miles de afectados por la avalancha de piedras y barro que ya causaron 17 muertos, 28 heridos y desaparecidos en California. 

Winfrey publicó una serie de videos en su cuenta de Instagram que muestran cómo quedó el fondo de su casa, inundado por una corriente de lodo y ramas que derribó la cerca con la propiedad lindera, luego de los deslaves tras las fuertes tormentas en Montecito, al noroeste de Los Ángeles, en el estado norteamericano de California.

En las imágenes, se ve a la conductora del célebre The Oprah Winfrey Show, que hace cuatro días sacudió al mundo del espectáculo y de la política estadounidenses con su discurso en favor de la igualdad de género en los Globos de Oro, con botas y barro hasta las rodillas recorriendo el lugar y lamentando la situación de las casas vecinas. 

"Así de profundo está el barro", dice Oprah mientras se ve en primer plano cómo se hunde al caminar en los jardines de su vivienda.

"Gracias a todos por sus oraciones y preocupación. Mi propiedad está bien. Algún barro y daños menores que palidecen en comparación con lo que están pasando mis vecinos", escribió en la red social.

Horas antes había publicado un video donde se alcanzan a ver llamas cercanas. 

"¡Qué día! Orando por nuestra comunidad nuevamente en Santa Bárbara. Me desperté con este fuego de gas ardiente. Helicópteros rescatando a mis vecinos. Buscando personas desaparecidas", escribió. 

Las correntadas que arrasaron con vastas zonas del sur californiano se registraron como consecuencia de las fuertes tormentas que afectaron las áreas más dañadas por los poderosos incendios de 2017.

Las avalanchas de escombros y lodo arrancaron de sus cimientos a varias viviendas de la zona la madrugada del martes cuando el sector arrasado por el incendio forestal en diciembre recibió una gran cantidad de agua en menos de 15 minutos.

Por su parte, el Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara informó que cerca de 100 viviendas fueron destruidas y 300 más sufrieron daños.