Mundo Domingo, 15 de abril de 2018 | Edición impresa

EEUU amenaza con más bombas si Siria utiliza armas químicas

En la ONU, la representante de Trump aseguró que su país está “cargado” y “listo para gatillar” en caso de otro ataque.

Por Agencia AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió ayer las operaciones militares realizadas en coordinación con Francia y Gran Bretaña contra objetivos en Siria, y advirtió que volverá a atacar en caso de que el gobierno sirio insista en utilizar armas químicas.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido de emergencia, un proyecto de declaración presentado por Rusia y que exigía una condena a los ataques de los tres países occidentales fue rechazado por 8 votos contra 3, con cuatro abstenciones.

“¡Misión cumplida!”, expresó Trump en la red social Twitter, y saludó los ataques “perfectamente ejecutados” por fuerzas estadounidenses, francesas y británicas contra instalaciones sirias por el alegado uso de armas químicas hace una semana en Duma.

De acuerdo con Trump, las operaciones militares fueron “un ataque perfectamente ejecutado”. El mandatario agradeció la participación de Francia y de Gran Bretaña “por su sabiduría y por el poderío de sus excelentes militares”.

Listos para gatillar

Ante el Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, afirmó que los ataques con un centenar de misiles se justificaban por el uso de armas químicas en Duma, y aseguró que Washington está dispuesto a volver a golpear en caso de ser necesario.

“Si el régimen sirio usa sus gases venenosos nuevamente, Estados Unidos está cargado y listo para gatillar”, advirtió.

De acuerdo con Haley, Washington está “preparado para mantener esta presión, si el régimen sirio es lo suficientemente tonto como para poner a prueba nuestra determinación”.

Rusia había presentado un proyecto de resolución que condenaba los ataques por considerarlos una “violación del derecho internacional y de la carta de la ONU”.

Sin embargo, la resolución fracasó. “El Consejo de Seguridad está en una situación de parálisis por causa de ustedes”, señaló el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, al referirse a los tres países que participaron de los ataques.

En París, el gobierno de Emmanuel Macron emitió una nota oficial donde señaló que, después de los ataques con misiles, el Consejo de Seguridad debe “ahora retomar, unido, la iniciativa sobre los aspectos políticos, químicos y humanitarios” en Siria.

Por su parte, en Bruselas el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stolterberg, llamó a Rusia a que “demuestre responsabilidad” en Siria.

“Los Aliados llaman a todos aquellos que apoyan al régimen sirio, en particular a Rusia, a demostrar responsabilidad y hacer que el régimen sirio participe de manera constructiva en el proceso de Ginebra impulsado por la ONU”, expresó.

Al mismo tiempo, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, expresó el “apoyo total” de su gobierno a los ataques contra objetivos en Siria.

En tanto, en Damasco el presidente Bashar al Assad afirmó que esta “agresión” no hace más que “reforzar su determinación de seguir luchando y aplastar el terrorismo”, un término con el que designa a los rebeldes.

Por su parte, la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajárova, apuntó que con los ataques de los tres países occidentales “se ha asestado un golpe contra la capital de un Estado soberano que intentó durante años sobrevivir en medio de una agresión terrorista”.

En Irán, el guía supremo Alí Jamenei apuntó que los líderes de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña “son criminales, no conseguirán nada y no sacarán beneficio alguno”.

Entre los países árabes, Catar y Arabia Saudita expresaron su apoyo a las acciones militares de estadounidenses, franceses y británicos, al tiempo que Argelia e Irak manifestaron su firme condena.

Los ataques “ofrecen al terrorismo una oportunidad para desarrollarse” en territorio sirio, señaló el gobierno iraquí.

En tanto, entre los países latinoamericanos, Cuba y Bolivia condenaron con firmeza las operaciones militares tripartitas contra Siria.