Salud Jueves, 21 de septiembre de 2017

Edward Donnall Thomas, pionero del trasplante de médula ósea

Fue Premio Nobel de Fisiología en 1990 por la realización con éxito de trasplantes de médula ósea entre personas no gemelas.

Por Prof. Dr. José Galleano - Prof. María L. Poljak

Thomas (1920-2012) compartió el premio con su amigo y compatriota Joseph Edward Murray, junto a quien consiguió resolver el inconveniente que había impedido el éxito de los trasplantes de órganos en seres humanos, es decir, las reacciones de rechazo. Investigó numerosos fármacos inmunosupresores y descubrió la eficacia de una droga llamada metotrexato.

En 1946, se doctoró en la Escuela de Medicina de Harvard e inició su carrera en el Hospital Peter Bent Brigham de Boston. Se especializó en Hematología Oncología bajo la dirección del Dr. Clement Finch.

Siendo estudiante de medicina, conoció a su esposa Dorothy Martin, quien estaba capacitándose como periodista. Con el tiempo, se convirtió en una técnica de laboratorio muy competente, siendo una estrecha colaboradora de su esposo.

En 1955, fue nombrado médico en jefe del Mary Imogene Bassett Hospital, actualmente Bassett Medical Center, en Cooperstown, Nueva York, una filial de la Universidad de Columbia. También trabajó en la Universidad de Washington.

Thomas investigó y obtuvo nuevos conocimientos sobre los mecanismos a través del cual el sistema inmune de los humanos rechaza los trasplantes de tejidos. Su experiencia en hematología y biología del cáncer le permitió desarrollar la técnica de trasplante de médula ósea para pacientes con leucemias o linfomas. Esta técnica se basa en la transferencia de células de la médula ósea de un donante sano a la médula ósea de un paciente (enfermo), a fin de reanudar la producción de glóbulos blancos.

Los experimentos que realizó en perros demostraron la importancia de hacer coincidir los tejidos del receptor (enfermo) con el del donante (sano), minimizando el riesgo de rechazo del tejido trasplantado (tejido donado). Además, gracias a sus investigaciones, actualmente pueden ser tratados pacientes que padecen otras enfermedades como anemia aplásica, anemia de células falciformes, síndrome de Hurler, inmunodeficiencia combinada grave (SCID) y el síndrome de Wiskott-Aldrich.

También demostró que la administración de fármacos inhibidores del sistema inmunitario ayuda a reducir las posibilidades de la enfermedad de injerto contra huésped.

En 1974 fue designado director del Centro de Investigaciones del Cáncer Fred Hutchinson, actualmente uno de los centros oncológicos más importantes del mundo. En 1982 pasó a integrar la Academia de Ciencias, y recibió la Medalla Nacional de Ciencia en 1990. En 2003 fue uno de los 21 premios Nobel que firmaron el Manifiesto Humanista.

Edward D. Thomas, dedicó toda su vida de trabajo a los trasplantes de médula ósea. Donó una parte del dinero obtenido con el premio Nobel, al Centro de Investigaciones del Cáncer Fred Hutchinson (el famoso “Fred Hutch”) en donde trabajó durante décadas. El 20 de octubre de 2012, en Seattle, Washington, Estados Unidos, el Dr. Thomas falleció por insuficiencia cardíaca.

 

Bibliografía: Fred Hutchinson Cancer Research Center