Vecinos Viernes, 6 de octubre de 2017

Desalojaron a los "sin techo" del puente de calle Alberdi en Guaymallén

Camiones de la municipalidad cargaron las pertenencias de esa personas en situación de calle. Tenían muchas denuncias por robos y agresiones

Por Redacción LA

Casi una decena de personas que hace tiempo vivían bajo el puente del Acceso Este y calle Alberdi, en Dorrego, fueron desalojadas esta tarde por la Municipalidad de Guaymallén.

Según relataron a Los Andes voluntarios que colaboraban con ellos todos los domingos llevándoles comida y otros servicios, "camiones municipales de basura cargaron todas sus cosas y se las llevaron. Los dejaron sin nada". Ahora, en el sitio que les servía de refugio hay preventores de la comuna custodiándolo para evitar que vuelvan a instalarse allí.

Silvia Donati, directora de Desarrollo Social de la Comuna explicó que el motivo de prestar colaboración para retirar a las personas que allí se alojaban tiene que ver con hechos de inseguridad que -según las autoridades- habían sido reportados por personas que transitan la zona del puente a menudo.

Donati explicó que desde la Policía de Mendoza les solicitaron intervenir para reubicar a las familias y personas solas que están en situación de calle. “Había muchas denuncias y llamados al 911 por algunos robos y porque ha habido jóvenes que recibieron agresiones verbales al pasar por allí. Había un grupo de personas bastante violento y afectado por el consumo del alcohol y drogas”, dijo la funcionaria y agregó que el operativo consistió en resguardar las pertenencias de los sin techo y reubicar a los que así lo quisieran.

Según Donati, cuando los policías junto a los agentes municipales fueron al lugar, había cuatro personas, entre las cuales había una pareja de jóvenes de Tupungato. “A ellos les conseguimos un cuarto en la Asociación Remar donde podrán dormir y comer hasta que puedan tramitar un subsidio para pagar un sitio donde quedarse hasta tanto mejore su situación”, dijo la funcionaria y aclaró que tanto al hombre como a la mujer se les  brindó la posibilidad de dar lugar a un pedido expreso: estar juntos. Ambos también fueron inscriptos en la Bolsa de Empleo del Municipio.

En tanto otros dos hombres mayores de 40 años, no aceptaron pasar la noche en un albergue de la provincia, servicio que ofrece el Estado para que las personas en situación de calle puedan pasar la noche bajo techo.

“Tampoco fue posible ubicarlos en otros sitios como Remar. Ellos mismos se negaron”, dijo Donati y comentó que uno de ellos padece de adicción al alcohol y si bien tiene familia, ninguno de sus integrantes quiso responder al alerta. “Los hijos no quieren saber nada y tampoco es posible internarlo”, explicó la funcionaria.