Arquitectura Viernes, 22 de diciembre de 2017

Decks a la vista

Para disfrutarlos, es necesario ponerlos a punto antes de la alta temporada. Algunas recomendaciones para que estas superficies duren más.

Los decks crean climas especiales y desafían los espacios. No es necesario tener un gran jardín para disfrutarlos; aparecen en balcones, terrazas y también en grandes espacios verdes. Es indudable la calidez que provocan estas superficies, así como su conexión directa con la naturaleza.

Los recursos: madera más protección, que asegure que el material dure más y por ende nos garantice el disfrute del espacio por más tiempo.

Modernos o rústicos, de campo o de ciudad, la magia del deck no distingue estilos. Es todoterreno y puede apoderarse de los bordes de una pileta, de un espacio en el medio del jardín o de un rincón de una terraza o balcón.

Construir, diseñar y proteger tu deck

- El terreno debe estar nivelado.

- Las tablas de madera de la superficie del deck deben estar separadas entre sí no menos de 5 mm, para que el agua corra sin obstáculos.

- El deck debe estar levantado al menos 15 cm. respecto al suelo natural o contrapiso. Se recomienda además, que esté apoyado en listones. De este modo la madera no está en contacto directo con el suelo.

Las pendientes de desagüe y de las tablas deben ser respetadas.

El diseño del deck es importante para facilitar el mantenimiento futuro, evitando las grandes superficies inaccesibles

¿Cómo hacer que el deck dure más?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que todas las piezas de un deck (listones de apoyo, listones de clavado, listones a la vista) deben estar protegidas con al menos dos manos, previo al armado. De este modo, las superficies que luego son inaccesibles quedan protegidas antes de la mano final. Ahora bien, es preciso considerar, que no cualquier producto sirve para proteger un deck, deben estar formulados especialmente para soportar sol, lluvia y abrasión.

Tips

Fabiana Sambresqui - Paisajista

Al diseñar un deck, lo primero que pienso es en qué función se desarrollará en el mismo: espacio para relax, para comer, para transitar. De eso depende el tamaño y la forma del deck, más adecuado a cada función. Veo si quedará a la intemperie o bajo un semicubierto; veo el resto de los materiales que se usarán en el espacio para lograr una armonía entre los mismos. Puedo elegir continuidad o contraste, dependiendo del caso.

Elijo maderas duras por su resistencia y adapto los colores a los materiales que acompañan. Prefiero los tonos oscuros.

El deck es ideal como transición a un jardín en una casa. También lo uso para reemplazar pisos existentes que no me gusten, apoyando el deck por encima. En los balcones, da sensación de integrarse más al interior que otros pisos.

Matilde Oyharzábal - Paisajista

Al momento de diseñar un deck es necesario considerar el destino que se le va a dar al espacio,  los niveles del solado y aberturas, los accesos y espacios de circulación. Se puede construir al ras del piso o con cámara de aire (la segunda opción es lo recomendable ya que permite que fluya el aire y se mantenga el espacio libre de humedad). Hay que respetar drenajes y pendientes para facilitar el escurrimiento del agua. Es necesario que el cliente tenga presente la necesidad de efectuar mantenimientos periódicos para prolongar su vida útil

Hay una amplia paleta de tonalidades disponibles; la elección deberá ser acorde a la estética del espacio y su entorno, y la luminosidad. Los decks pueden ser de madera natural o con componentes a base de PVC, resinas,  polietileno que suelen llevar menos mantenimiento.

Habitualmente los decks se utilizan como recurso para prolongar espacios interiores, para cubrir vistas no deseadas, para crear nuevos ambientes, para sectorizar, para enmarcar canteros con vegetación (de manera horizontal y vertical). Su armado es con obra seca, por lo que se obtiene una transformación del espacio de manera rápida. Se instalan habitualmente en terrazas, balcones, patios internos y en jardines.

Asesoró: Cetol