Sociedad Martes, 14 de noviembre de 2017

Decenas de abuelos son evacuados del geriátrico derrumbado en Maipú

Sus familiares los retiraron del asilo ubicado en calle Tropero Sosa, cuyo techo se desplomó. Otros serán trasladados a tres hogares.

Por Ignacio Zavala Tello - Informe: Sandra Conte

Decenas de los abuelos que estaban internados en el geriátrico cuyo techo se desplomó esta tarde en Maipú y provocó la muerte de un enfermero que trabajaba en el lugar comenzaron a ser retirados del lugar por sus familiares.

Según detalló el jefe de bomberos de Maipú, Rubén Darío Ochoa, sus hombres se encontraron con una dramática escena cuando retiraron los escombros de parte del techo del asilo ubicado en calle Tropero Sosa 695. Un anciano en silla de ruedas esperaba que le retiraran el cuerpo inerte de Adrián Videla, el enfermero que se arrojó sobre él para cubrirlo y así encontró la muerte.

El abuelo estaba ileso y lúcido, por lo que preventivamente fue retirado del lugar en una ambulancia. Pero el enfermero ya había fallecido.

 

Alrededor de las 18.30, dos horas y media después del derrumbe, familiares de los ancianos comenzaron a llegar al lugar para retirarlos. Los rostros de preocupación se veían en muchos de ellos aunque la calma llegaba cuando se les informaba que sus parientes alojados allí estaban en buen estado. De a poco fueron pasando para retirar a los internos.

 

 

Una improvisada fila de autos se formó sobre calle Tropero Sosa. Los abuelos aguardaban en el jardín monitoreados por médicos y enfermeros.

El gerente del geriátrico “Casa Grande” informó que aquellos ancianos cuyas familias no pudieran retirarlos serían trasladados a otros tres asilos para evitar cualquier riesgo en caso de otro desprendimiento en el inmueble.