Política Miércoles, 15 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Cornejo y Giménez volvieron a verse las caras

El gobernador y el intendente peronista volvieron a verse las caras en un acto oficial en San Martín.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Alfredo Cornejo y Jorge Giménez volvieron a verse en persona luego del escándalo que supuso en octubre, la inauguración de una red de cloacas para cuatro barrios, un acto que Cornejo abandonó a la mitad, cuando un grupo comenzó a recriminarle que la obra era autoría de la comuna.

Poco más de un mes después, ambos mandatarios compartieron ayer la inauguración de las 43 casas del barrio barrio Patria, ubicado a 13 kilómetros al norte de la ruta 7, en Montecaseros, una zona que por volumen de uvas cosechadas es la más productiva de la provincia.

Si bien Giménez saludó al Gobernador como al “vecino número uno del barrio”, durante su breve discurso subrayó su propia participación en la realización del proyecto: “Recién nos dábamos abrazos con algunos de los vecinos que comenzaron este proyecto, hace ya muchos años, cuando no teníamos tantas canas”, dijo Giménez y se excusó ante la gente, en nombre del Estado, por las demoras de la obra, que comenzó a construirse en 2014, aunque la urbanización es incluso anterior.

“Lo importante es que se terminó bien y con buena calidad”, dijo Cornejo a su turno y remarcó su filosofía en materia de vivienda: “El 80% de la gente necesita de una ayuda estatal para acceder a la casa y es por eso que quien ya la tiene, debe pagar la cuota para que la cadena sea virtuosa”.

Además, destacó la necesidad de revisar las cuotas: “No puede ser que algunos paguen por su casa lo que cuesta un paquete de cigarros, yo me inclino por una cuota similar a un alquiler de la zona en la que esté el barrio”; además, el gobernador señaló la necesidad de buscar nuevas técnicas de construcción, “antisísmicas pero más livianas y por ello más baratas, como ocurre en Chile”.

Cornejo y Giménez solo compartieron algunos minutos, entregaron juntos las primeras carpetas del barrio y recorrieron una de las casas, luego siguieron caminos distintos: Giménez con algunos vecinos y Cornejo se arrimó a la prensa.

- ¿Se limaron las asperezas? - preguntó Los Andes.

- No he tenido ninguna conversación con Giménez salvo un mensaje suyo de felicitaciones por las elecciones, que fue muy digno de su parte. 
Si bien Cornejo dijo que a esta altura había olvidado el asunto, señaló que San Martín “no debería estar molesto, ya que la inversión de la provincia en el departamento es muy importante y entre obras terminadas, en ejecución y en licitación supera los 1.300 millones”.