Política Sábado, 7 de octubre de 2017

Cornejo aspira a que en Mendoza los ricos viajen en colectivo

Dijo que el subdesarrollo no se supera cuando el pobre accede al auto sino cuando el pudiente usa el micro. Mantendrá los subsidios

Por Marcelo Sivera - msivera@losandes.com.ar

“Aspiramos a que la gente más pudiente se vuelque al ómnibus”, dijo el gobernador, Alfredo Cornejo. “Esto es una síntesis de lo que buscamos. Necesitamos un transporte público que sea de calidad, rápido, eficaz y barato.

Y si nos organizamos bien podemos lograrlo”, manifestó en la sede de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) donde dejó inaugurada una terminal de recarga de Red Bus.

Cornejo citó una frase que escuchó al ex presidente conservador uruguayo, Julio María Sanguinetti: “Un país es desarrollado no cuando los pobres acceden al automóvil sino cuando los ricos viajan en el transporte público de pasajeros”.

Cornejo confirmó que, el año entrante, la Provincia va a licitar el nuevo sistema de transporte, un trámite que se postergó en 2015 durante la prolongada transición de gobiernos. Dijo que en 2018 se mantendrán los subsidios y reconoció que en la definición del boleto de colectivo, su gobierno aún no ha definido la ecuación mixta que contemple tanto los kilómetros recorridos como la cantidad de pasajeros transportados. 

Además, se permitió cuestionar el sistema de pago exclusivo por kilómetro recorrido, que aún se aplica en la actualidad desde la gobernación de su anterior jefe político, Julio Cobos. “Beneficia a las empresas y no a los usuarios”, dijo.

Adelantó que “vamos a avanzar de un sistema de transporte público en transición a uno troncalizado que abarque muchos más kilómetros de recorrido y lleve mucha más gente”. Agregó que “parte del sistema troncalizado utilizará el tren que hoy está subutilizado y usará algunos carriles que ya estamos construyendo como el Godoy Cruz en Guaymallén”.

Equilibrio presupuestario

Cornejo consideró “probable” que este año la Provincia pueda terminar el año con un “equilibrio operativo”, que contemple una paridad de ingresos y egresos, previa a los pagos de la deuda. 

Esto permite suponer que la pauta del año entrante tendrá características similares. Y sin avanzar en adelantos sobre el presupuesto de 2018 mostró señales de que la próxima pauta podrá oscilar en torno a los 85 mil millones de pesos, tal como adelantó Los Andes. 

“Necesitamos tener una red de transporte que sea muy sólida y muy firme y efectiva. Que logre los objetivos y que con el menor costo la gente tenga la mejor movilidad urbana posible”, dijo. “Estamos muy lejos de eso por eso somos un país subdesarrollado”, enfatizó. “Nos hemos propuesto ver esto integralmente por sobre las polémicas efímeras en las que se involucran algunos dirigentes que deberían estar delante de la gente”, disparó sin identificar destinatarios.

“Hemos logrado ir encadenando ciclovías. Entre diciembre y marzo vamos a iniciar dos obras que van a ensamblar toda la Avenida Boulogne Sur Mer para que se pueda ir en bicicleta desde el Oeste de Las Heras hasta el extremo Sur de Godoy Cruz”, remarcó. “Estamos refuncionalizando la Costanera y arrancamos antes de fin de año desde Jujuy hasta Brasil”, concluyó.

La agenda oficial mostró ayer diez actividades, de las cuales Cornejo participó en siete. Ayer fue el último día permitido al oficialismo para hacer inauguraciones de obra “susceptibles de incidir en el voto” ciudadano.

Luego de la UTN, Cornejo inauguró en Luján de Cuyo  un paseo urbano. Y anoche participó de la cena de la Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza (Cecim). 

 

Verna da por perdido el laudo de Macri sobre Portezuelo 

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, afirmó ayer que el laudo por la represa mendocina de Portezuelo del Viento “lo tenemos perdido, porque si la obra está incluida en el Presupuesto (2018) implica que el Gobierno nacional tiene la decisión de hacerla”, reconoció al tiempo que opinó que “el Presidente debería excusarse y que la decisión la tome la Corte que, nos parece, es neutral”. 

Verna fue a la localidad pampeana de 25 de Mayo, acompañado por una comitiva oficial para recorrer obras e inaugurar la primera refinería de petróleo. Sobre el impacto ambiental de Portezuelo, Verna sostuvo que “afecta” a los pampeanos y se mostró preocupado “porque están definiendo la forma del llenado de la presa, sin definir el flujo mínimo que van a dejar pasar”. 

El gobernador pampeano hizo del no a Portezuelo una cruzada provincial y se ha opuesto en cada reunión al respecto que hubo en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado, donde su reclamo quedó en soledad puesto que las otras provincias avalaron la obra.

Ese rechazo pampeano es el que obliga a un laudo presidencial. El contexto político para Verna es complicado: la bandera anti Macri no le sirvió en las PASO y perdió ante Cambiemos.