Vendimia Lunes, 12 de febrero de 2018

Conocé a Julieta Lagos, la Reina de Rivadavia que lleva el compromiso social como bandera

Orgullosa de ser elegida por su pueblo, la joven de sonrisa cautivante relata sus sensaciones y expectativas de Vendimia.

Por Redacción LA

Ella se muestra sencilla y humilde, y días después de ser coronada, aún sigue sorprendida por el resultado. Julieta Lagos, la bella representante de Rivadavia, participó de una producción exclusiva con Los Andes, en la que sueña con coronar la tradición familiar heredada.

“Como mujer me definiría sencilla, responsable, voluntariosa y comprometida”, confiesa, mientras esboza una sonrisa cautivante.

Julieta, de 21 años y estudiante de Kinesiología, fue elegida por su pueblo rivadaviense en la fiesta “Sueño de una vida en Vendimia”, que se celebró el domingo 28 de enero, cuando representó a su natal distrito de Andrade.

“Es un orgullo portar esta corona y espero ser una digna representante de este pueblo trabajador, que ve en la vendimia un símbolo del esfuerzo y los sueños. Los llevo en el corazón”, dijo la joven ante los ojos emocionados de quienes la escogieron como su soberana. “Ojalá tengamos una buena cosecha”, deseó para viñateros, contratistas y obreros rurales.

La morocha también contó que siempre soñó con convertirse en Reina, pero insólitamente fue su papá quien se negaba. “La historia es graciosa: resulta que siempre le preguntaban a mi papá y él contestaba que no, que yo no estaba interesada, pero la verdad es que él nunca me consultaba”, reveló Julieta, con una sonrisa que jamás se apaga.

“Esta vez me vinieron a preguntar directamente a mí y acepté”, recordó entusiasmada. Su hermana Florencia (18) fue fundamental para alcanzar la corona: fue su “jefa de campaña”, la definió.

Pero los entretelones de una Vendimia no son para Julieta una novedad. Ella viene de familia real: su madre Carina Tur fue candidata de Santa María de Oro y virreina en 1988. También destaca su tía Mariela Lagos, quien representó a Los Árboles y resultó virreina de Rivadavia en 1994.

“Mi mamá me dijo que alguna vez sería Reina de Rivadavia y hoy me encuentro con que ella tenía razón”, destacó Julieta, quien perdió a su madre hace poco más de tres años, luego de una larga enfermedad.