Mundo Lunes, 16 de abril de 2018

Conchita Wurst revela que es seropositiva para no ser chantajeada por su ex

El ex novio de la cantante con barba la amenazaba con contar todo. Así que lo contó ella. Saltó a la fama con Eurovisión

Por Redacción LA

Ante el presunto chantaje de un ex novio, la cantante austriaca Conchita Wurst decidió pasar a la ofensiva y hacer público que es seropositiva, que tiene el virus del VIH (inmundeficiencia humana), según dijo la artista de 29 años.

Conchita Wurst, a quien en casa conocen como Thomas Neuwirth, saltó a la fama en 2014, cuando conquistó Eurovisión, el festival europeo de la canción que se retransmite por televisión. El domingo por la noche confesó que es seropositiva desde hace varios años.

Dijo que hacía pública esta información porque un ex novio le había amenazado con difundirla. "Nadie va a tener el derecho a darme miedo e influir en mi vida de esa manera", dijo.

La artista comentó además que pese a la infección se encuentra bien. Desde que le diagnosticaron la enfermedad, sigue un tratamiento médico y dentro de ciertos límites, tampoco puede transmitirlo. La artista agregó: "Salir a decirlo, es mejor que terceras personas lo hagan". 

La travesti ganó el concurso de Eurovisión con el tema "Rise like a Phoenix". Aquel triunfo en Copenhague en 2014 se recuerda en Austria como un momento memorable. A sus 25 años, con barba, melena larga y un vestido color crema de noche entusiasmó al público en la sala y a los más de cien millones de espectadores que seguían el concurso por televisión.

Austria ganaba el concurso por primera vez desde que Udo Jürgens lo hiciese en 1966. La canción ha formado parte de su repertorio durante años y Conchita ha dado numerosos conciertos dentro y fuera de su país. Además, se convirtió en una solicitada artista que acude, entre otros, a los desfiles de moda de París y siempre difunde un mensaje de paz, tolerancia y justicia. 

Durante los dos, tres años siguientes al triunfo en Eurovisión, Conchita ha estado muy solicitada, pero el entusiasmo se moderó, aunque sigue con la música y también haciendo publicidad. 

La artista confía en infundir confianza y dar un paso más en contra de la estigmatización de personas que se han contagiado con el VIH, ya sea por su propio comportamiento o sin que se lo hayan causado ellos mismos, señaló Wurst.

En todo caso, haciendo pública esta información, que en realidad es irrelevante para la opinión pública, "me he liberado de una espada de Damocles para el resto de mi vida", añadió.

Hasta la fecha, Conchita no lo había querido tratar en público para ahorrale a su familia la atención mediática que ello conlleva. Sus amigos lo sabían desde hace un tiempo y lo manejan con grannaturalidad, algo que él desearía a toda persona afectada, explicó. No obstante, insistió, "se trata de una información que, en mi opinión, sólo es relevante para las personas con las que uno puede mantener relaciones sexuales".