Sociedad Lunes, 16 de abril de 2018

Con quejas y poca información, arrancó el estacionamiento medido en el Bombal

Se cobra $10 cada media hora de lunes a viernes de 8.30 a 14. Aclararon que los residentes no deben abonar.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Vestidos con sus impecables remeras verdes y carteles que indican su nombre, esta mañana comenzaron su tarea los nuevos tarjeteros del Barrio Bombal, en Capital. Así aquellos que dejen su vehículos en la zona de lunes a viernes de 8.30 a 14 tendrán que abonar $10 cada media hora. Puntualmente sobre las calles 9 de julio, España, La Pampa, Santa Cruz,  Fragata Moyano y Serú.

Como toda medida del estilo, generó quejas y dudas entre los frentistas y empleados de las inmediaciones. Principalmente demandaron que en varias cuadras todavía no han pintado los cordones de verde, también que se trata de una zona residencial y que faltó información para los vecinos. Desde la municipalidad de Capital aclararon que no se les cobrará a los residentes.

“Para implementar una medida del estilo hay que avisar con más tiempo”, expuso el senador Jorge Palero, quien vive en ese barrio. Él aseguró que a los frentistas no les han informado cómo hacer para solicitar alguna excepción por vivir allí.

En tanto Gisela Luna, empleada de un kiosco, se quejó porque considera esa barriada un lugar tranquilo, donde no se justifica el estacionamiento medido. “Una cosa es dar una propina porque te miren el auto y la otra pagar $10 cada media hora, una locura, yo vengo diariamente en el auto porque trabajo acá y vivo muy lejos”, relató. Ella señaló que se hizo todo tan rápido que si bien se colocaron los carteles azules, no se pintaron todos los cordones verde como corresponde.

Por ser el primer día de la medida, allí se observó importante presencia de Preventores y de personal de Tránsito de la Municipalidad de Capital. Desde la comuna informaron que se está aplicando de manera gradual para brindar información. "Solamente se le cobra a los que no son residentes del Barrio Bombal, los que sí lo son pueden estacionar en el garaje, en el puente o paralelo al puente", aseguró Raúl Levrino, secretario de Seguridad Ciudadana. Adelantó además que están evaluando el otorgamiento de obleas para residentes. Tal como comentó el funcionario, ese barrio se había convertido en un espacio de estacionamiento para los trabajadores del Poder Judicial, Poder Ejecutivo, entre otros, justamente lo que buscan desalentar.

Nuevo rol


Emilio Oscar Díaz (50) trabajó como cuidacoches en la calle 9 de julio por más de 10 años y ahora se incorporó como tarjetero formal en esa misma calle. “Estoy contento por mi familia y por mí porque antes algunos te daban algo y otros no, pero ahora se les puede exigir el pago por tarjeta”, relató. Él está casado y tiene dos hijos a quienes espera darles una mejor calidad de vida. “Antes complementaba lavando algún auto, pero ahora el ingreso parece que va a ser más fijo”, se esperanzó. Él aseguró que en todo los años allí se ha sabido ganar la confianza de los vecinos, quienes se mostraron satisfechos con su incorporación. “También han venido algunos y al enterarse que tenían que pagar se fueron a otro lado, pero es hasta que se acostumbren”, sostuvo.