Economía Martes, 14 de noviembre de 2017

Con polémica en Mendoza, sigue el tratamiento contra Lobesia Botrana en San Juan

Senasa informó que hasta el 5 de diciembre corresponde el control del segundo vuelo. En Mendoza el juez debe resolver un amparo esta semana

Por Miguel Angel Flores - mflores@losandes.com.ar

Con un frente de conflicto aún sin resolver en Mendoza, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) comenzó a notificar ayer que hasta el 5 de diciembre los productores de vid sanjuaninos en área bajo cuarentena o contingencia por Lobesia Botrana deberán iniciar las aplicaciones para el control químico de la plaga.  

El programa nacional de Control y Erradicación, cuestionado ante la Justicia mendocina por contemplar la pulverización de insecticidas como parte del tratamiento, sigue adelante con el calendario, y para los técnicos contener el segundo vuelo de la polilla de la vid es clave.

"Son áreas de tratamiento independientes", señaló el coordinador en Cuyo, Carlos Lehmacher, al respecto. Sucede que, más allá de la discusión encarada por la ONG Oikos y otras organizaciones que en distintos departamentos de Mendoza puso en riesgo el tratamiento, todo responde a un ciclo biológico que tiene distintas fechas en una y otra provincia. 

Según explicó Guillermo Azin, coordinador del programa por parte del Iscamen (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza), "tenemos un desfasaje de 10 a 15 días entre el Valle de Uco y otras áreas bajo tratamiento de la provincia, donde aún debe terminarse el control del primer vuelo. Y de hasta 20 días con San Juan, con lo cual corresponderá el segundo tratamiento a principios de diciembre. Es algo que responde al criterio biológico y no tiene que ver con lo que está pasando".

 

A la espera del dictámen

Cabe recordar que el conflicto trascendió la instancia administrativa en algunas de las comunas más reticentes a la pulverización, como San Carlos y Maipú, donde Iscamen logró revertir sendas ordenanzas municipales que prohibían la aplicación. Paralelamente,  el juez Carlos Dalla Mora tiene en sus manos una medida cautelar para frenar el operativo.

El magistrado convocó para hoy una audiencia de conciliación entre las partes (Iscamen-Senasa y la ONG Oikos), pero la parte denunciante no se hizo presente. Ahora se espera que el dictámen (admitir o no el amparo) se conozca antes del fin de semana.

Fuera de las acciones legales, la reglamentación del Senasa (artículo 6º de la Resolución Nº 504-2010) prevé sanciones a aquellos productores que infrinjan las disposiciones del Programa. Para mayor información sobre las medidas de tratamiento, los productores deben comunicarse con la Dirección de Sanidad Vegetal, Animal y Alimentos del Senasa, a través de la línea 0800-999-2386 o al mail lobesiasj@senasa.gob.ar