Más Deportes Domingo, 8 de octubre de 2017 | Edición impresa

¡Chau racha!

San Martín ganaba y acosaba a los líderes, pero Rodeo del Medio, tras cinco derrotas consecutivas, consiguió igualar.

Por Juan Azor - jazor@losandes.com.ar

Era “el partido” para San Martín. Un triunfo significaba que se ponía a dos unidades de los líderes, justo en la previa del duelo que ambos sostendrán entre sí, y con la chance de enfrentar, como local, a Montecaseros la próxima semana.

Sin embargo, como cada vez que debió dar un paso más allá de meros triunfos, el Chacarero “patinó” en su propia incertidumbre y terminó repartiendo puntos frente a Rodeo del Medio, que hizo sobrados méritos para un rédito mayor.

A los 9’ avisó Tabone que estaba inquieto. Frente a Olguín eligió definir por encima del cuerpo del arquero y el “1” tapó el remate. Sin embargo, quedaba claro que San Martín arrancaba proponiendo un poco más. 

El Toponero no podía hacer pie en ofensiva. Dividía demasiado el balón en la zona media y quedaba a merced del buen manejo que dan los volantes albirrojos al balón. Sin embargo, ni unos ni otros supieron cómo volver a inquietar a los arqueros.

Durante parte de este primer capítulo,  el León jugó más lejos de Videla, pero falló en el pase profundo de cara al gol. Ni Correa ni Martín estuvieron en una buena tarde y lo sufrieron los de arriba: Tabone y Villaseca. 

Hubo que esperar hasta el inicio del complemento para encontrarse con el primer grito de la tarde. Tabone aprovechó un centro de Orué desde la izquierda y puso arriba a la visita. Parecía justo por lo que había pasado en el primer tiempo, pero a esa altura del juego, el “Tanque” Giménez  había realizado una modificación que cambiaría la dirección al encuentro: adentro Lucero, afuera Suraci.

Desde ese momento, Rodeo del Medio fue otro. Encontró la tenencia, empujó a su rival hacia su propio campo y ahí nomás provocó la primera reacción de quien terminó siendo figura del encuentro: Videla.

El “1” albirrojo voló para sacar un cabezazo a Murcia y unos minutos después se volvió a lucir con una acción en la que se mostró rápido de piernas para despejar un remate de Pizarro.

A esa altura, los hinchas visitantes soñaban con que la solidez defensiva de otras tardes fuera suficiente. No pudo ser. Sobre los 32’, una mala decisión de Contreras terminó en el arco albirrojo y el sueño de acortar distancias quedó en nada. Del otro lado, el festejo, desde las entrañas, pintó el fin de la mala racha.