Mundo Martes, 14 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Cerca del default Venezuela renegocia su deuda externa

El presidente Nicolás Maduro realizó una propuesta de pago a los 414 acreedores que representan el 91% de los tenedores de bonos.

Por AFP

Bajo riesgo de default, Venezuela celebraba ayer una reunión con acreedores en Caracas para discutir una renegociación de la deuda externa, mientras en Nueva York tenedores de bono decidieron continuar hoy  su análisis sobre el retraso de pagos.

Negociadores llegaron al Palacio Blanco, frente a la Casa de Gobierno, para el encuentro previsto a puerta cerrada y bajo estricta seguridad, dijo una fuente informada sobre la cita.

Según la prensa gubernamental, “414 acreedores, que representan 91% de los tenedores de bonos”, estarían en la reunión para evaluar la propuesta del presidente Nicolás Maduro de renegociar la deuda externa, de unos 150.000 millones de dólares. Se desconoce si hay extranjeros entre ellos.

“Han jugado a que Venezuela se declare en default ¡Nunca! El default nunca llegará a Venezuela. Nuestra estrategia es renegociar y refinanciar toda la deuda”, afirmó Maduro el domingo.

Analistas auguran poco éxito a la cita, pues las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela prohíben a sus inversionistas negociar deuda venezolana. Un 70% de los tenedores de bonos son estadounidenses y canadienses.

Además, Maduro nombró como principales negociadores al vicepresidente Tareck El Aissami y al ministro de Finanzas Simón Zerpa, a quienes Estados Unidos sancionó y prohibió a sus ciudadanos tratar con ellos.

En Nueva York, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), que reúne a tenedores de deuda, dijo que este lunes cotejó información “sobre si ha ocurrido un cese de pagos” de un bono de la petrolera venezolana PDVSA, por 1.161 millones de dólares.

El gobierno asegura que ya transfirió esos recursos, pero los acreedores no lo habían recibido el viernes. La evaluación seguirá el martes.

Un incumplimiento puede declararse por las agencias calificadoras, el gobierno o los grandes acreedores; por ello, una evaluación negativa de la ISDA desencadenaría un default y el pago de los seguros CDS (Credit Default Swaps).

Las agencias Fitch, Standard and Poor's y Moody's rebajaron la calificación de la deuda ante la posibilidad de que el país con las mayores reservas petroleras del mundo caiga en cesación de pago en el corto plazo.

El presidente las acusó de ser agencias “politizadas” que forman parte de una “guerra financiera” comandada por Estados Unidos.

Los expertos coinciden en que Venezuela, con una economía devastada y reservas internacionales de solo 9.700 millones de dólares, terminará en default, aunque divergen sobre cuándo lo hará. 

El viernes vencieron 81 millones de intereses del bono PDVSA 2027, aún sin anuncio oficial de pago, y este lunes Venezuela debe pagar otros 200 millones en rendimientos.