Policiales Lunes, 16 de abril de 2018

Caso Carleti: le negaron la domiciliaria a dos acusados y seguirán presos hasta el juicio

Se trata de los hermanos Kevin y Alexis Guerrero, acusados de haber asesinado a la empresaria en Tunuyán.

Informe: Gisela Manoni - Corresponsalía Valla de Uco

Los hermanos Kevin y Alexis Guerrero, sindicados como dos de los autores materiales del asesinato de la empresaria Norma Carleti en Tunuyán, seguirán detenidos luego de que en la audiencia celebrada esta tarde se les negara la prisión domiciliaria. Los magistrados rechazaron otros pedidos de la defensa.

A las 18.30 terminó la audiencia en la que el juez de instrucción Oscar Balmes resolvió rechazar el pedido de prisión domiciliaria de los hermanos Guerrero presentada por su defensa y dictar la prisión preventiva hasta que se realice el juicio.

Los magistrados rechazaron los pedidos de nulidades del abogado Pablo Cazabán, fundamentados en que no existían razones que acreditaran un riesgo procesal o de fuga de los hermanos Guerrero y en supuestos errores en las tomas de muestras de ADN de las uñas de Kevin Guerrero. El abogado también había pedido que se consideraran nulos los resultados de varios allanamientos realizados. La Justicia le dio la razón sólo en uno de esos operativos, que no arrojó pruebas relevantes para la causa.

El tribunal argumentó además que existía riesgo procesal en caso de que los Guerrero recuperaran la libertad ya que, según entienden, quemaron el Fiat 600 en el que huyeron para borrar pruebas, y remarcó la violencia con la que dieron muerte a Carleti, asesinada de 52 puñaladas.

Durante la audiencia, Kevin Guerrero se mostró molesto con la presencia de periodistas en la sala y hasta agredió a una reportera cuando ya le habían notificado el rechazo de la domiciliara. La madre de los acusados permaneció en la sala durante toda la audiencia y, cuando concluyó, no pudo contener el llanto por el destino de sus hijos.

Se prevé que el próximo jueves se realice la audiencia para analizar el caso de Leonardo Hisa, ex marido de la víctima, quien también ha pedido el beneficio de la prisión domiciliaria.