Política Martes, 14 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Candidatos a Defensor del Pueblo buscan sumar apoyos

Por la vacancia del cargo, tres postulantes defenderán sus nominaciones en la bicameral.

Por Juan José Dominguez - Corresponsalía Buenos Aires

El cordobés Humberto Roggero, el bonaerense Jorge Sarghini y el porteño Alejandro Amor dirán hoy en el Congreso qué harán en caso de llegar a ser defensor del Pueblo de la Nación, en medio de negociaciones y debates internos entre diputados y senadores para ver cuál de los tres es el elegido. Será la largada de una dura carrera por los dos tercios de los votos.

El cargo de ombudsman de la Nación está vacante desde abril de 2009, cuando renunció Eduardo Mondino. Desde entonces no ha habido decisión política para nombrar un reemplazante: al gobierno de Cristina Kirchner se le atribuye el hecho de haber frenado cualquier proceso de designación para no abrir un nuevo frente opositor.

Pero la semana pasada, la comisión bicameral de la Defensoría del Pueblo avanzó y resolvió la terna de postulantes. El gobierno de Mauricio Macri quiere que el nombramiento se produzca este año. Si no lo hace antes del 26 de diciembre, la ONU podría bajarle a la Argentina su nota sobre calidad institucional. Y esto sería un paso en contra del objetivo de la Casa Rosada: ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Vara alta

La terna Roggero/Sarghini/Amor será elevada a ambas cámaras del Congreso, que por separado deberán votar al próximo defensor del Pueblo.

Para ello, el candidato deberá reunir los dos tercios de los votos de los presentes de ambas cámaras. Aunque el reglamento fija un plazo de 30 días para la designación, ni en Diputados ni en el Senado hay aún fecha para realizar esta votación, por una sencilla razón: no están los votos.

La vara de aprobación es muy alta: los jueces de la Corte, por ejemplo, requieren los dos tercios de los votos solamente del Senado. Pero para el ombudsman aplica esa mayoría especial en las dos cámaras.

Según el reglamento de la bicameral, si en la primera votación del recinto de cada cámara ningún candidato obtiene la mayoría requerida, se debe hacer otra votación ya sobre los dos más votados.

El Senado pretendía sesionar mañana para resolver el tema, pero según legisladores consultados por Los Andes el tema se postergará al menos hasta la semana que viene, debido a compleja agenda parlamentaria que incluye las reformas tributaria y laboral y el Presupuesto 2018, entre otros asuntos.

Por lo pronto, a partir de las 11, en el salón Eva Perón del Senado, Roggero, Sarghini y Amor serán los protagonistas de la reunión de la comisión bicameral de la Defensoría del Pueblo, convocada especialmente para escuchar sus propuestas de gestión del organismo, que fue instaurado en la reforma constitucional de 1994.

El cargo de defensor del Pueblo es codiciado: tiene un mandato de cinco años, con posibilidad de ser extendido por cinco años más; contratación de empleados y un presupuesto importante.

Roggero fue propuesto por el hombre fuerte del Senado, Miguel Pichetto, jefe del bloque del PJ. Pero en los últimos días empezó a cobrar fuerza la figura de Sarghini, un exduhaldista que ahora se desempeña como jefe del bloque de diputados bonaerense del Frente Renovador. Desde esa función, ayudó a sacar todas las leyes pedidas por la gobernadora macrista, María Eugenia Vidal.

Roggero sería resistido por parte de Cambiemos, sobre todo en la Cámara de Diputados.

La postulación de Amor, a su vez, es impulsada por el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, un hombre de confianza de Macri.