Fincas Sábado, 2 de diciembre de 2017 | Edición impresa

Avanza el plan de reconversión vitivinícola

El objetivo es que los productores abandonen las uvas genéricas que no tienen demanda y pasen a uvas varietales con mayor demanda.

Por Rodrigo Cuello - rcuello@losandes.com.ar

El plan de reconversión vitivinícola, impulsado por el Gobierno de Mendoza y destinado principalmente a la adaptación del parque varietal en uvas de mayor calidad enológica, está en plena ejecución.

Según informaron ya está mostrando resultados positivos tanto desde los primeros relevamientos como desde la conformidad de los productores beneficiados. 

La línea de crédito, que comenzó a implementarse en los cinco departamentos de la zona Este, a la cual se sumaron las zonas Sur y Norte, prevé un beneficio de $ 300.000, a tasa cero, con hasta dos años de gracia y cinco para la devolución para propietarios de fincas de hasta 20 hectáreas cultivadas. 

Durante la primera etapa, se preinscribieron solicitando financiamiento 654 viticultores del Este provincial, luego de corroborar las condiciones del crédito. 232 presentaron los planes técnicos y, hasta el momento, 156 fueron aprobados y los productores ya recibieron el dinero, según datos aportados por la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), institución encargada de verificar las solicitudes junto al Instituto de Desarrollo Rural (IDR).

El monto total de los planes técnicos formulados llega a los 35,6 millones de pesos, es decir sumando las 232 solicitudes. Mientras, contabilizando los 156 créditos aprobados y desembolsados, el dinero prestado alcanza los 20,2 millones de pesos.

Las mejoras propuestas por los productores en los 232 planes técnicos abarcarán unas 1.700 hectáreas de vid, que mejorarán el riego, malla antigranizo y estructura.

Mientras, alrededor de 350 hectáreas serán reconvertidas de uvas genéricas a varietales para la elaboración del vino.

En cuanto a la segunda etapa, que abarca a productores de Lavalle, Alvear y San Rafael y aún está en la etapa de calificación, fueron 359 los viñateros que presentaron la solicitud inicial y sólo 186 precalificaron.

Estos 186 viticultores se encuentran formulando los planes técnicos, en los que incluirán mejoras para 1.300 hectáreas, de las cuales se espera reconviertan unas 250 hectáreas. 

“Ha sido un buen proyecto de una excelente aceptación y el trabajo en conjunto entre Coviar (que es una ventanilla de análisis técnico) y el Gobierno provincial”, destacó Carlos Fiochetta, gerente general de la Corporación Vitivinícola Argentina.

 

Durante la primera etapa se preinscribieron solicitando financiamiento 654 viticultores del Este provincial.

 

Productores contentos

Alberto Tonelli  tiene una finca de 8 hectáreas en Chapanay, San Martín, y pudo acceder al crédito con ayuda de la cooperativa El Libertador, la cual compone junto a productores de la zona. “Con el crédito reconvertí este año dos hectáreas de uvas tintas de menor calidad a bonarda”, detalló y explicó que en plata significa un salto de    $ 11 el kilo a unos $ 19. 

“Tenía muchas cepas viejas y necesitaba cambiarlas. Soy medio reacio a los créditos pero la necesidad de mejorar y las buenas condiciones del préstamo me animaron a encararlo. La verdad, es un gran incentivo, estamos muy contentos”, sentenció Tonelli

Si bien remarcó que el monto del crédito “no alcanza para todo lo que quisiera”, reconoció que es de gran ayuda: “Nosotros trabajamos para comer y con esto no tenemos que sacar de nuestro bolsillo para pagar los gastos básicos y con la ganancia podemos seguir mejorando”.

Tonelli aprovechó para remarcar un grave problema que tiene en jaque a viticultores de esa zona: los constantes robos de malla antigranizo y maderas, entre otras cosas. “Me sacaron unas 15 hileras de malla. Con esta situación más el granizo se nos hace muy difícil subsistir”. 

Otro de los beneficiados con el plan fue Omar Aráoz, propietario de 12 hectáreas de viñedo en Nueva California, también en San Martín. 

“Hemos hecho una parte de reconversión mediante injerto a la variedad Angelota que se da muy bien en esta zona y tiene un buen valor”, dijo Aráoz, quien además agregó que parte del crédito lo usará para nivelar el terreno para nuevas plantaciones. 

"Va todo en marcha. Estas facilidades son muy positivas para el pequeño productor", aclaró.

Por su parte, Carlos Ferato contó a este diario que usará el dinero “parte en la reconversión, a malbec, tempranillo y bonarda” y otro porcentaje lo destinará a malla antigranizo y mejorar su sistema de riego. 

“Estoy muy agradecido. Es una inmejorable oportunidad de crecer. Ahora voy poder optimizar el uso del agua para riego, que es lo que buscamos en tiempos de sequía, y cuando termine de colocar la malla no me voy a preocupar más por la caída de piedra”, adelantó entusiasmado este productor de Chapanay, dueño de 5 hectáreas. 

 

Requisitos

Podrán acceder quienes posean fincas de hasta 20 hectáreas cultivadas y la actividad principal sea la agrícola. Otro de los requisitos para precalificar es no poseer antecedentes negativos en el sistema financiero o deudas con entes de financiamiento estatal como FTyC, Mendoza Fiduciaria y ATM. 

El préstamo podrá destinarse a adquisición de materiales y mano de obra para reconversión varietal ya sea por injertación o replante, reposición de estructura y/o de plantas en espaldero o parral, materiales para colocación de malla antigranizo y riego por goteo (excepto mano de obra); mejoras en los sistemas de riego actuales.