Estilo Jueves, 7 de diciembre de 2017 | Edición impresa

Arrancar los prejuicios

El actor y bailarín Ezequiel Barrios llega con su unipersonal de teatro físico Puto: una historia de opresión contada desde el cuerpo y lo e

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

“Siempre digo que el unipersonal es la oportunidad para dar todo lo que uno sabe y mostrar todos los rincones de la propia personalidad”, reflexiona el actor y bailarín porteño Ezequiel Barrios.

El proyecto de tesis en la Universidad Nacional de las Artes fue el germen de Puto, el unipersonal de teatro físico con el que se encuentra en una gira nacional y llega hoy por primera vez a Mendoza.

Gritar desde las entrañas

La sexualidad y la aceptación del propio ser es el hilo conductor de esta obra, que propone un tránsito inquietante atravesado por estados de ánimo, físicos y emocionales.

En escena, Barrios (intérprete, escritor y director del unipersonal) une monólogos, proyecciones y danzas contemporánea y afro.

“El proyecto comenzó con mi tesis de graduación. En un taller de estructura dramática escribí varios textos con el eje coreográfico. Y como el tema era autobiográfico decidí hablar de la sexualidad. Recién a los 25 años decidí salir del armario o permitirme ser homosexual. Eso fue el gran fracaso de mi vida. Y el teatro es conflicto y un homosexual dentro del armario es conflicto”, cuenta el bailarín sobre el comienzo del trabajo.

La música, la puesta audiovisual y el vestuario dialogan en escena junto con las coreografías, que transmiten un sube y baja de emociones, de un hombre atrapado en su propio deseo y sentimiento. 

“En cuanto a lo musical pensé en trabajar desde lo estético, viajar de un tema al otro, con la facilidad que tiene la música de cambiar de estados de ánimo. Pequeños fragmentos musicales que me permitan avanzar en el relato”, explica.

En este imaginario de un homosexual dentro del armario, en el movimiento se une lo antiguo con lo moderno, lo afro con lo contemporáneo, bajo una estética de cruce y simbólica. 

“Está presente lo glamoroso, el blanco y el negro. Trabajamos con algunos símbolos, como el triángulo rosa invertido, que es el símbolo de la lucha gay. Lo tomamos como referencia en lo escenográfico, donde funciona como espejo de mi realidad”, dice Ezequiel.

Lejos de los prejuicios, el unipersonal se presenta como una oportunidad para descubrir eso que alguna vez ocultamos en la vida o que nos llevaron a un dilema radical.  Y vale la aclaración, no es una obra solo para gays.

 

La ficha

Puto

Dirección, idea, textos, intérprete y coreografía: Ezequiel Barrios.

Día y hora: hoy, a las 21.30. 

Lugar: Nave Cultural (España y Maza, Ciudad).

Entrada: $100. En boletería.