Fincas Sábado, 25 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Apuntan a potreros de alfalfa para ayudar a pequeños productores

El Inta y la comuna proponen destinar parcelas de fincas a la siembra de pastos en Santa Rosa.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Con la idea de revitalizar la anémica economía rural de Santa Rosa, el Inta y la comuna llevan adelante un proyecto para pequeños productores interesados en destinar una parcela de sus fincas a la siembra de alfalfa, con la idea de generar en esas tierras una nueva unidad de negocio, cuya producción atienda la creciente demanda de pastos que generan la ganadería local y el Iscamen.

“La alfalfa puede ser la oportunidad para recuperar tierras y es lo que estamos proponiendo a pequeños productores de cinco a diez hectáreas, que tradicionalmente han sido viñateros o frutícolas, y que posiblemente tengan parte del terreno sin cultivar o abandonado”, explica Sebastián Ávila, que es jefe de la Agencia Inta de Santa Rosa.

El proyecto surge en un contexto particular como es el que muestra el agro santarrosino, castigado en los últimos años por un combo devastador de tormentas, heladas y malos precios que redujo al mínimo las ganancias para muchos productores e incluso, llevó al abandono de decenas de fincas en todo el departamento.

Así, la idea es que los productores destinen algún terreno ocioso o abandonado a la plantación de alfalfa, una siembra que, bien administrada, puede dar cuatro y hasta cinco cortes anuales, con una demanda de pastos creciente que en Santa Rosa incluye a la floreciente ganadería local y también al Iscamen, que precisa de la alfalfa para su proyecto de cría de moscas del Mediterráneo.

El municipio de Santa Rosa está coordinando la creación de una asociación de forrajeros locales e invita a todos los productores interesados a arrimarse por la comuna: “Cuatro o cinco hectáreas destinadas a la alfalfa pueden convertirse en una unidad de negocio rentable”, asegura Cristian Contreras, que es el titular del área de Desarrollo Económico de Santa Rosa. 

“Claro que el interesado puede tener un terreno más chico y también convertirse en forrajero. En síntesis, lo que estamos proponiendo es la posibilidad para muchos productores de contar con un nuevo ingreso, que permita recuperar o fortalecer sus fincas”, sintetiza Contreras.