Sociedad Sábado, 7 de octubre de 2017 | Edición impresa

Alertan sobre el impacto ambiental que tendrá el recital del perilago de Potrerillos

Ambientalistas destacan que haber organizado el Americanto en esa zona de la montaña dañará a las aves del lugar e impactará en la flora.

Por Zulema Usach - zusach@losandes.com.ar

La decisión oficial de realizar el cierre del Americanto 2017 entre la belleza que ofrece el panorama del dique Potrerillos fue cuestionada y visibilizada por estudiantes, docentes e integrantes de entidades que buscan generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente.

Ayer, cuando el escenario estaba casi montado por la secretaría de Cultura en la zona conocida como la “cola” del embalse, allí donde se ubica la unión de éste con las aguas del río Mendoza, el alerta comenzó a encenderse y no tardó en diseminarse en las redes sociales. 

Todo comenzó el miércoles, cuando un grupo de alumnos avanzados de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCuyo) advirtió que el mega evento con entrada gratuita (hoy y mañana) había sido previsto nada menos que en el bosque más importante de la zona, caracterizado por la riqueza de su biodiversidad.

Justamente allí es donde en esta época anidan aves autóctonas y migratorias que, desde el punto de vista biológico, podrían verse afectadas por el impacto que producirá el evento. Así, la advertencia fue clara aunque hasta el cierre de esta edición todo apuntaba a que no habrían modificaciones en el ritmo que iba teniendo la organización del espectáculo.

María Teresa Cañas, profesora de biología e integrante de la Asamblea Popular por el Agua, destacó que el hecho de que el Americanto se haya organizado allí sin contemplar  las consecuencias desde el punto de vista medio ambiental debe ser un llamado de atención para las autoridades.

 

 

Explicó que no sólo el alto volumen de sonido que se requerirá para el show al aire  libre impactará negativamente en la fauna, sino que la flora autóctona se verá perjudicada por la masividad del espectáculo.

“Es un gran problema que no se tengan en cuenta todos los factores que pueden surgir alrededor de un evento de esta envergadura. Todos los factores deben ir de la mano y es evidente que no se evaluó el impacto ambiental que esto ocasionará”, dijo Cañas y aclaró que su postura -como la del resto de las personas que ayer abogaban por la defensa del medio ambiente en esta zona- nada tiene que ver con el Americanto en sí.

De hecho, explicó que valora mucho el evento. “De ninguna manera estamos pidiendo que no se haga, sino que se podría haber organizado en otro lugar”, insistió. 

En sintonía con este pedido, los estudiantes de la carrera mencionada difundieron su mensaje en las redes sociales. “Todos los pichones que pueden haber o que están por nacer van a morirse porque el sonido y todo el movimiento del evento hace que las madres huyan y dejen a las crías”, dice textual uno de los párrafos del comunicado que daba cuenta de la situación, que también fue planteada por guardaparques del lugar.

Sabrina Galli es una de esas alumnas y compartió con Los Andes su preocupación por la situación. “Es un lugar con una biodiversidad privilegiada.

En el caso de que se haga allí el espectáculo, los pichones van a morir. Eso debería haber sido contemplado con tiempo”, expresó la joven que cursa quinto año y que junto a otros grupos de estudiantes se movilizó.

Lo cierto es que hasta avanzada la tarde de ayer ningún funcionario de la secretaría de Cultura aclaró si habría modificaciones en el armado y ubicación del escenario sobre el cual actuarán reconocidos artistas locales y nacionales (ver página 1 de Estilo). El domingo, de hecho, está previsto el show de Pedro Aznar. 

 

 

Quienes sí confirmaron que no habrá modificaciones  respecto del sitio acordado fueron las autoridades de la secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial. Mabel Chambuleyron, directora de Recursos Naturales, detalló que desde esta área ayer se había enviado al lugar un equipo de inspectores para medir el impacto de las pruebas de sonido a distintas distancias del escenario. 

“Vamos a hacer todo lo posible para minimizar el impacto del sonido de manera que no haya perturbación a la fauna”, dijo la funcionaria y agregó que debido que la zona es muy concurrida por mendocinos y turistas los fines de semana, las especies están acostumbradas al movimiento humano. 

Hoy, Chambuleyron tiene previsto asistir al perilago para conocer la opinión de quienes están a cargo de las pruebas. “Queremos conciliar las actividades de la manera más equilibrada posible”, aclaró.

Desde el punto de vista de Jennifer Ibarra, veterinaria y fundadora de la Fundación Cullunche, el bosque ubicado en  el dique Potrerillos debería ser declarado de interés para conservar las especies de aves-acuáticas, migratorias y autóctonas- y la flora que allí habitan. Incluso, aclaró, hay personas que llegan hasta la cola del dique desde muy lejos para apreciar la biodiversidad. 

Entre las aves que anidan entre la flora están el cisne de cuello negro, las gallaretas, diferentes especies de patos, garzas y zorzales. “Para muchas especies este bosquecito es un lugar de descanso. De allí la importancia de cuidarlo y conservarlo para que sea lo más armónico posible”, consideró Ibarra.